Comenzamos el quinto volumen dedicado al acoso escolar con los pensamientos que algunas familias de acosadores/as tienen sobre el Acoso Escolar que no corresponden con la realidad.

Infografía en HD – Pensamientos erróneos familias de los acosadores y acosadoras sobre acoso escolar.

La culpa es de la víctima – La culpa NUNCA es de la víctima. Da igual que sea «rara, pesada, friki, alta, baja, gorda, delgada,…». NADIE merece sufrir maltrato, y el acoso escolar es lo que es, cuando hablamos de acoso escolar estamos hablando de maltrato entre iguales.

Mi hijo/a jamás haría eso – Es lógico pensar de nuestros hijos e hijas que no tendrían un comportamiento en el que harían un daño tan grande a un compañero/a y de manera voluntaria. Pero hay casos que los hijos o las hijas tiene un comportamiento muy diferente fuera y dentro, y no se comportan igual en el ámbito familiar que en el social. Se puede entender que al principio nos resulte difícil creer lo que nos dicen en el centro, pero no podemos cerrarnos en banda porque esa actitud solo hace daño a nuestro hijo/a.

Eso ayudará a la víctima a forjar el carácter – Sufrir maltrato no ayuda a NADA a NADIE. Ser maltratado/a no te hace más fuerte, y ser maltratador/a no te hace mejor. Como hemos dicho anteriormente, nadie tiene derecho a maltratar a nadie, tu hijo/a tampoco, y tu hijo/a no es nadie para dar lecciones a compañeros/as sobre ese tipo de cosas. Para eso están las familias y/o el profesorado.

Mi hijo/a no tienen ningún problema, son cosas de niños/as – El Acoso Escolar NO SON COSAS DE NIÑOS/AS. Una situación de acoso escolar significa que hay una situación donde una víctima está siendo maltratada y un agresor/a que está maltratando. Si tu hijo/a está maltratando sí, tiene un problema, y muy importante, pues puede tener consecuencias a largo plazo muy negativas.

Si tienes un hijo/a que acosa, permite que te asesoren en el centro educativo y no tengas comportamientos tolerantes con él/ella y sus actos respecto a sus compañeros/as.

Programación semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *