Recomendaciones a Infancia y Adolescencia ante la ciberviolencia

Terminamos esta semana dedicada a la ciberviolencia ejercida sobre menores de edad, dando unas recomendaciones para Infancia y Adolescencia.

Infografía en HD.

En el momento en que un/a menor de edad se acerca a la vida digital, debemos explicarles las diferencias entre personas conocidas y desconocidas, pues se tienda a confiar en las personas que se conocen online porque consideran que son como ellos/as. Debemos hacer entender que las personas desconocidas en internet no son referencia de confianza.

Además, debemos informarles sobre posibles comportamientos de riesgo, tales como hablar de su vida privada online, hacer publicaciones con geolocalización, etc. Entendiendo qué comportamientos deben evitar, les será más fácil detectar situaciones de riesgo y podrán reaccionar ante ellas.

A todo esto debemos añadir educar en la empatía y conductas prosociales, de modo que no formen parte de comportamientos negativos online y sean referentes positivos.

Si hablamos con ellos/as de modo frecuente y les hacemos entender que somos figuras de confianza y de seguridad, será más fácil que nos comuniquen posibles situaciones de riesgo, tanto propias como de otras personas. y que nos pregunten sobre temas como sexualidad, relaciones sanas o problemas online.

Posibles consecuencias de la violencia sexual online

Hoy nos vamos a centrar en las posibles consecuencias que puede tener la violencia sexual online en menores de edad.

Infografía en HD.

  • Autoinculpación – Sentirse culpable de la situación por pensar que la ha provocado de alguna manera.
  • Aislamiento – Sentir que está solo/a ante la situación y aislarse del resto de personas como consecuencia de ello.
  • Conflictos disciplinarios en la escuela y en casa – ante el miedo, la frustración de lo que se está viviendo y el sentir que no hay un lugar en el que sentirse seguro/a, pueden aparece problemas de comportamiento tanto en casa como en el centro educativo.
  • Trastorno de estrés postraumático – Al igual que ocurre con la vivencia de otros tipos de violencia, las víctimas pueden sufrir estrés postraumático, lo que conlleva sufrir problemas de sueño (pesadillas, terrores nocturnos, etc), pensamientos intrusivos e incontrolables, ataques de ansiedad/pánico, etc.
  • Miedo, soledad y paranoia – Los sentimientos de soledad ante la situación son muy grandes, pues consideran muy difícil que alguien entienda lo que ha ocurrido y tienen miedo a que se les culpe, continue o empeore la situación, etc. Lo que puede llevar a vivir situaciones de paranoia en las que desconfía de todas las personas que le rodean.
  • Posible desarrollo de adicciones.
  • Conflictos familiares.
  • Conductas sexuales de riesgo.

Factores de riesgo para convertirse en víctima de ciberviolencia.

Siguiendo con la semana centrada en la ciberviolencia ejercida a menores de edad, hoy nos centramos en los factores de riesgo para convertirse en víctima de violencia online.

Infografía en HD.

La realidad es que la ciberviolencia puede afectar a cualquier persona menor de edad, no podemos dar un “perfil único”, pero sí existen factores de riesgo que podemos tener en cuenta.

Personas menores de edad que se sientan solas, que hayan sufrido algún tipo de violencia (por ejemplo, Acoso Escolar) con baja autoestima o un grupo de amistades reducido, si es que existe, puede ayudar a vivir episodios de ciberviolencia al tener comportamientos en internet de riesgo.

Los comportamientos de riesgo, tales como pasar mucho tiempo conectado/a, tiempo en el que hablas con personas desconocidas y publicas información personal, sentir que en internet eres “más grande” y que tu popularidad es mayor, o tener actitudes tóxicas online, etc. son facilitadores de la ciberviolencia.

Si los sentimientos de soledad, la baja autoestima, el estar mucho tiempo conectado/a, hablar con personas desconocidas y ver en Internet la salida a todo eso, unimos un entorno familiar en el que no existe ni la educación digital ni la supervisión del comportamiento en entornos digitales, tenemos el cóctel perfecto para poder vivir situaciones de riesgo que impliquen ciberviolencia, tales como grooming, sextorsión o ciberbullying.

Por todo esto la educación y supervisión digital son VITALES.

Correspondencia entre violencia online y código penal.

Esta semana la vamos a dedicar a la violencia ejercida sobre menores de edad de modo online. En primer lugar hablaremos sobre la correspondencia de tipos de violencia ejercida de modo online, y el código penal:

Infografía en HD

Muchas veces, en Internet se realizan ciertas acciones por el pensamiento erróneo de “no pasa nada”, “esto es internet y aquí vale todo”, “no me van a pillar”, etc. Porque sí, sí que pasa, y no, no vale todo en Internet. Comportamientos que se pueden normalizar en internet tienen un reflejo en nuestro código penal que indica que son delito, por ello es necesaria la educación digital, para no actuar de esta forma y entender cuando podemos ser víctima de algunos de estos hechos.

Menores de edad y adicción a la Pornografía.

Las últimas investigaciones nos dan resultados alarmantes, el primer contacto con la pornografía aparece entre los 9 y los 11 años. Niños y niñas de 3º de Primaria accediendo a contenido pornográfico de todo tipo.

Infografía en HD.

  • Educación afectivo sexual: Se debe proporcionar educación afectivo-sexual desde edades temperanas. Esto no significa hablar de sexo a menores de edad, sino responder a sus dudas con sinceridad adaptando las respuestas a su madurez. Debemos conseguir que nos vean como un referente para solucionar estas dudas y que el sexo no sea TABÚ en la familia. Educación afectivo-sexual no es solo hablar de sexo, implica hablar de la afectividad, el consentimiento, etc. Tened en cuenta que si no respondéis a sus dudas, buscarán esa respuesta en otra parte.
  • Educación Digital: Educar en la responsabilidad y supervisar los contenidos a los que se accede es MUY importante, tal y como repetimos siempre que hablamos de estos temas.
  • Supervisión en el uso de los dispositivos digitales: Tus hijos e hijas deben saber que sus dispositivos van a ser supervisados y normalizar esto. Supervisar NO es espiar, es hacer un seguimiento de un uso adecuado de dispositivos.
  • Control Parental: para ayudarte a la hora de supervisar se puede usar una herramienta de control parental. Gracias a estas herramientas la supervisión es más sencilla, pues permite programar los tiempos de conexión, contenido al que se accede, aplicaciones que se utilizan, etc. Es importante no ocultar estas herramientas a tus hijos/as, explicarles que son necesarias para cumplir tu obligación como madre/padre, que es supervisar y educar en la responsabilidad.
  • Educar en igualdad: El acceso a pornografía da una visión vejatoria del papel de la mujer en las relaciones sexuales. La mujer en la pornografía aparece como un objeto de satisfacción que debe someterse a los deseos sexuales de los hombres, y esto añade el peligro de hacer creer que la mujer disfruta con esta violencia. Debemos educar a nuestros hijos e hijas en la igualdad, que tanto hombres como mujeres merecen el mismo respeto, que las relaciones sexuales también deben ser relaciones igualitarias y que “NO es NO”.
  • ¿Y si está viendo porno?: Plantea el tema de forma sincera, habla con él/ella y pregunta por qué ha accedido a ese contenido, qué opina de lo que ha visto y explica que esas relaciones NO son realistas y que su visión es muy dañina. Si tiene dudas, responde del modo más sincero posible. Si veis que los accesos a este contenido son continuados , que llega a ser preocupante porque hay falta de control, abandono de otras actividades etc, lo mejor es contactar con un/a profesional en psicología y/o sexología.

Índice semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Qué es la sextorsión.

Uno de los elementos más importantes para educar de modo responsable, es cuidar la imagen propia y ajena en Internet.

Infografía en HD.

La Sextorsión es un tipo de extorsión sexual en la que la persona que sufre el chantaje es amenazada con la publicación y/o la posibilidad de compartir una o varias imágenes suyas, ya sean vídeos o fotografías), en las que está desnuda o realizando actos sexuales. Este chantaje tiene como finalidad dominar la voluntad de la víctima, algún beneficio económico y/o victimizar a la persona sexualmente. El chantaje se realiza mediante el uso de dispositivos digitales.

¿Cómo podemos evitarla?

Cámaras digitales – Tapa las cámaras digitales cuando no se estén usando para evitar que te graben sin que te des cuenta.

Protege tu imagen – No compartas imágenes íntimas por redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea, tampoco por correo electrónico. Cuando enviamos una imagen de ese tipo perdemos su control para siempre.

Actualízate – Protege todos tus dispositivos con las actualizaciones recomendadas de antivirus y antimalware. Además, estate al día sobre nuevas tecnologías.

Contraseñas – NO compartas tus contraseñas, son privadas y no las deberían tener otras personas. Cambia las contraseñas cada cierto tiempo y que sean seguras (nada de fechas, nombres de familiares, etc).

Cifra tu información – Aprende como puedes hacerlo para evitar que te roben tu información.

¿Qué hago si sufro sextosión?

Si te están chantajeando es muy importante que NO borres nada, ninguna imagen, ninguna conversación. Guarda todo lo que tengas, porque tu siguiente paso es realizar una denuncia, donde se comprobarán todas esas pruebas y te servirán para el juicio. Si por lo que has vivido necesitas ayuda psicológica, no te avergüences, busca el apoyo necesario en las y los profesionales de salud mental.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Pros y contras de las Redes Sociales e Internet.

Cuando hablamos de internet y redes sociales, no queremos que se prohíban, sino que se eduque en la responsabilidad para su uso. Las Redes Sociales, como todo, tienen sus cosas positivas y negativas, para fomentar lo positivo y controlar el impacto de posibles situaciones de riesgo, educación y supervisión son básicas.

Infografía en HD.

Para los riesgos, en su día dedicamos diferentes entradas para ello, podéis verlos riesgos aquí:

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

¿Qué puedo hacer si mi hijo/a juega a videojuegos violentos?

Ayer vimos qué debemos hacer para que nuestro hijo/a no se pase el día frente al ordenador, hoy vamos a ver qué hacer si nuestro hijo o nuestra hija quieren jugar a videojuegos violentos no aptos para su edad.

Infografía en HD.

En primer lugar, debemos decir que NO todos los videojuegos son violentos. Para poder saber si un juego tiene contenido violento o no apto a la edad, tenemos el sistema PEGI, que es un sistema europeo de clasificación de edades. Este sistema te indica a partir de qué edad se debería jugar un título, y por qué (si es porque tiene violencia, sexo, es online, etc). En el mercado podéis encontrar títulos adecuados a prácticamente todas las edades.

Si vuestro hijo/a os pide jugar a un juego, lo primero es mirar la clasificación que tiene de edad, y os recomendamos mirar también un gameplay, de manera que os podáis asegurar de que el contenido es adecuado a la edad y madurez de vuestro hijo/a.

Si el juego es de contenido violento y no queréis que juegue con el, explicad por qué. Tened en cuenta una cosa, muchas veces se niega jugar a un juego, pero sí se permite ver una película o leer libros no adecuados a la edad, debemos intentar tener coherencia educativa en este sentido. Hablad con él/ella sobre que la exposición a contenidos violentos te insensibiliza hacia la violencia, por qué eso es malo y lo que puede conllevar a corto y largo plazo.

Buscad en familia títulos que sean adecuados a su edad y madurez y, cuando accedan a otro tipo de contenido, hablad sobre ello.

Índice semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

¿Qué hacer si mi hijo/a se pasa el día frente al ordenador?

¿Qué puedo hacer si mi hijo/a está todo el día pegado al ordenador?

Infografía en HD.

Lo primero que debemos pensar es ¿por qué está tanto tiempo conecta, qué está compartiendo y con quién? los riesgos en internet y redes sociales están ahí y, cuánto más tiempo pasemos conectados/as, más nos exponemos a ellos.

Si queremos evitar un problema de adicción, debemos tener en cuenta:

1 – Planificación y priorización – Internet no debe ser la única forma de tiempo libre, ya sea en ordenadores, teléfonos móviles, tablets o consolas. Nuestros hijos e hijas deben tener otras actividades en las que poder invertir su tiempo libre y poder socializar de forma positiva. Además, el uso de dispositivos solo debería ser posible tras haber realizado las obligaciones diarias.

2 – Multiplataforma – Si nuestro hijo o nuestra hija se desconecta del ordenador, pero coge el teléfono móvil, no conseguimos nada. Debemos regular el uso de TODOS los dipositivos y poner un horario máximo de uso diario, que no debería sobrepasar las dos horas diarias en la adolescencia (Muchos/as menores de edad llegan a estar más de 6 horas diarias conectados/as).

3 – Herramientas de control parental – Para ayudar a las familias en la supervisión y el uso responsable de internet, se pueden usar herramientas de control parental. Se pueden instalar en todos los dispositivos y las consolas tienen sitemas de control parental propios. Recordaros que los sistemas de control parental son una ayuda en la supervisión, no podemos pensar que por poner una de ellas el “trabajo” está hecho.

Como siempre os señalamos, educación digital y supervisión son vitales para un uso responsable de internet y redes sociales.

Índice semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.