El Sexting es el uso de aplicaciones de mensajería instantánea, redes sociales… en móviles o dispositivos digitales para compartir, difundir o producir contenidos de carácter erótico- sexual.

Para muchos/as menores de edad, el mostrarse en Internet está tan normalizado que no ven peligros en compartir material con este contenido. Comparten fotografías o vídeos en ropa interior, desnudos/as, con poses sensuales/sexuales o incluso masturbándose o manteniendo relaciones sexuales. Este contenido resulta peligrosos en el momento que se comparte porque no sabes a quién va a llegar, dónde, con cuántas personas y las plataformas donde se puede colgar ese contenido.

Una fotografía que se comparte en pareja, a la hora de romper puede convertirse una forma de chantaje o de hacer daño a la otra persona. Por ello es imprescindible educar en estos temas a nuestros hijos e hijas, hablarles de la privacidad, la intimidad y que cierto tipo de contenido jamás debe ser compartido por todos los riesgos que conlleva.

La Sextorsión es un tipo de extorsión sexual en la que la persona que sufre el chantaje es amenazada con la publicación y/o la posibilidad de compartir una o varias imágenes suyas, ya sean vídeos o fotografías), en las que está desnuda o realizando actos sexuales. Este chantaje tiene como finalidad dominar la voluntad de la víctima, algún beneficio económico y/o victimizar a la persona sexualmente. El chantaje se realiza mediante el uso de dispositivos digitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *