Acoso Escolar: ¿Qué hacer si mi hijo/a es espectador/a?

Terminamos la cuarta semana dedicada al acoso escolar, centrándonos en esta ocasión en el grupo de espectadores/as, dando unos consejos a las familias.

Infografía en HD: Acoso Escolar ¿Qué hacer si mi hijo/a es espectador/a?

Es muy importante que desde el ámbito familiar demos seguridad a nuestros hijos e hijas para que nos cuenten la situación de acoso.

Debemos mostrarnos dispuestos a dialogar e intentar hacerles ver que una situación de pasividad solo ayuda a la parte que acosa, dejando a la víctima en inferioridad y con sentimientos de culpa, vergüenza, humillación. miedo y tristeza. Trabajar la empatía es imprescindible. Y esa empatía debemos ponerla nosotros/as también en funcionamiento no permitiendo dejar pasar el caso, debemos pensar que la víctima podría ser nuestro/a hijo/a y ¿cómo nos gustaría que se comportaran otras familias de ser así?

El Acoso Escolar es problema de TODOS/AS. No sólo de la víctima.

Recopilación semanal: Acoso Escolar Vol. IV – El grupo de espectadores/as.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Acoso Escolar: 10 Consejos a Espectadores y espectadoras

Continuamos con la semana dedicada a los espectadores/as en casos de acoso escolar, dando esta vez 10 consejos para ellos y ellas.

Infografía en HD – 10 Consejos para espectadores/as de acoso escolar.

Debemos hablar con el grupo de espectadores/as y hacerles reflexionar sobre sus miedos, la situación que viven las víctimas, que la parte acosadora tambiñen necesita ayuda,… en definitiva, hacer ejercicios de empatía, asertividad y mejora de habilidades sociales con el objetivo de mejorar la convivencia en las aulas.

Recopilación semanal: Acoso Escolar Vol. IV – El grupo de espectadores/as.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Acoso Escolar: ¿Por qué los espectadores y espectadoras no lo cuentan?

Tras conocer algunos pensamientos erróneos en las familias en torno al acoso escolar y ver los tipos de espectadores/as, hoy veremos por qué no lo cuentan.

Infografía en HD: Acoso Escolar ¿Por qué los espectadores/as no lo cuentan?

Los principales motivos para no contarlo son:

1 – El Miedo – Miedo a convertirse en una víctima, a que se haga más daño a la víctima, a que el resto del grupo sepa que lo ha contado y dejarlo fuera de el,… El miedo es una de las grandes herramientas de manipulación por parte de acosadores/as para conseguir que sus compañeros/as no cuenten lo que está pasando. Se aprovecha de ese miedo para continuar con el acoso.

2 – Falta de empatía – En muchos casos lo que ocurre es que el grupo de espectadores/as tienen bajísimos niveles de empatía, por lo que les es imposible ponerse en el lugar de la víctima y no les importa lo que le pueda ocurrir. Consideran que es la víctima quién debe defenderse y, si no lo hace, es culpa suya de que la situación perdure. Para ellos/as las víctimas son cobardes que no merecen ayuda.

3 – Etiqueta de “chivato/a” –  En muchos casos usamos la etiqueta “chivato/a” cuando un niño o una niña cuenta algo que se considera no debe, y desde edades tempranas aprenden que es una etiqueta negativa. Cuando crecen esta sensación va en aumento y piensan que ser un chivato/a es merecedor de quedarse fuera del grupo, pues es alguien poco digno de confianza. Debemos desterrar esta etiqueta de nuestro vocabulario y hacerles entender que contar que alguien está sufriendo no es “chivarse”, es cambiar la vida de alguien a mejor.

4 – La víctima no es su amiga – La víctima no forma parte de su grupo de amistades, o incluso es alguien que les cae mal, lo que no les motiva para ayudar. Piensan que si alguien en clase no tiene amigos/as “por algo será”, incluso aunque sea alguien a quien realmente no conocen. Debemos hablar con ellos y ellas para demostrarles que ninguna víctima es culpable de sufrir maltrato, y aunque no forme parte de su grupo de amistades, merece ayuda y comprensión.

5 – El acosador/a es mi amigo/a – El acosador o acosadora pertenece a su grupo de amistades y temen perder esa amistad si cuentan algo o le reprochan su actitud. Incluso temen en convertirse en nuevas víctimas. Es vital que hablemos sobre la amistad con nuestros hijos e hijas y con nuestro alumnado. Un amigo no se pierde porque le digas que está haciendo algo mal, y menos aún se tiene miedo de que te pueda hacer daño si dices algo que no te gusta. Hay que reflexionar mucho con ellas y ellos sobre lo que es la lealtad, quién se lo merece y el sentido de la auténtica amistad.

6 – No saben qué hacer o piensan que no servirá de nada– en algunos casos algunos/as espectadores/as dicen que se lo han dicho a un profesor/a y no solo no se ha solucionado, sino que se ha contado quién se lo ha dicho y se han convertido, tal como temían, en víctimas. En otros consideran que no se ha hecho nada y que no sirve de nada contarlo. Los centros educativos deben tener una polítiva antibullying clara y efectiva que debe conocer el alumnado al completo. El protocolo de acoso escolar debe ponerse en marcha ante cualquier sospecha de acoso y no revelar nunca de quién viene esa sospecha o notificación, NUNCA se debe decir quién ha contado el caso a alumnado y familias. Si el alumnado no confía en el profesorado, no contarán nada. En el caso del hogar debemos preguntarles que tal en el aula y crear la confianza suficiente para que nos cuenten lo que ocurre en clase. Tanto familias como profesorado debemos ser un referente de confianza y seguridad a la hora de poder contar que se conoce un caso de acoso escolar.

Recopilación semanal: Acoso Escolar Vol. IV – El grupo de espectadores/as.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Acoso Escolar: Tipos de espectadores/as

Hoy vamos a conocer los tipos de espectadores y espectadoras en un caso de Acoso Escolar.

Infografía en HD: Tipología de espectadores/as de Acoso Escolar.

Tenemos tres tipos de espectadores/as:

Antisociales: son aquellas espectadores/es que apoyan de alguna manera el comportamiento de las personas que realizan el acoso. Se ríen de las bromas, repiten motes, canciones, dicen a la víctima que se merece lo que le pasa, consideran que la víctima es culpable de la situación por no defenderse y consideran que es cobarde.

Espectadores/as propiamente dichos/as: suele ser el grupo mayoritario del aula. Son los compañeros y compañeras de la víctima que conocen la existencia del acoso, pero no participan de ninguna manera, ni para apoyar a la parte acosadora ni para apoyar a la víctima. Ante las agresiones deciden ignorar la situación y mantenerse al margen de todo, de modo que sienten que son “neutrales” y que no son ellos/as quienes provocan dolor en la víctima. Una visión errónea, pues la pasividad ante el dolor de la víctima le indica que su dolor no te importa, y a la parte que acosa les demuestra que su comportamiento no es tan malo y que pueden continuar con el sin problemas. No hacer nada es dar poder a la parte que maltrata.

Prosociales: el grupo de espectadores/as prosociales suele ser el menos numeroso en las aulas. Es aquél alumnado que se posiciona de parte de la víctima y entiende que lo que está ocurriendo está mal y no debería ser así. Por ello intentan ayudar a las víctimas de diferente forma: las defienden ante las agresiones, las invitan a formar parte de su grupo de amistades, recriminan el comportamiento de acosadores/as, se lo cuentan a un profesor/a del centro, etc. Lo preocupante es que en algunas aulas hay 1 o 2 alumnos/as prosociales o, en los peores casos, no existe ningún alumno/a en el aula.

Como profesionales y familias debemos intentar que el grupo de antisociales y espectadores/as propiamente dichos/as, se conviertan en alumnado prosocial. Para ello se debe hacer un trabajo de sensibilización y prevención importante desde edades temprana, tener políticas anti bullying en los centros educativos y muy claro los protocolos de acoso escolar para que sean lo más eficaces posibles. Tener formada en estos temas a toda la Comunidad Educativa resulta imprescindible para mejorar la convivencia de los centros.

Recopilación semanal: Acoso Escolar Vol. IV – El grupo de espectadores/as.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Acoso Escolar: Pensamientos erróneos de las familias

Comenzamos la semana con algunos pensamientos erróneos que existen en las familias en torno al Acoso Escolar.

Infografía en HD: Pensamientos erróneos de las familias en torno al acoso escolar.

1 – Son cosas de niños/as – No, no lo son. Cuando hablamos de Acoso Escolar no hablamos de conflictos, hablamos de una situación de maltrato, una situación en la que una parte maltrata a otra, hay una persona que sufre y otra que no. No debemos restar importancia a lo que ocurre entre menores de edad, pues el Acoso Escolar puede tener nefastas consecuencias.

2 – Nunca pasará sin que nos enteremos – Una de las mayores dudas que tienen las familias es ¿Cómo no me he dado cuenta? cuando se dan cuenta que su hijo/a sufre acoso escolar o está implicado en un caso de Acoso. El maltrato entre iguales no se realiza frente a las personas adultas y todas las personas implicadas guardan silencio ¿por qué? Por muchas razones: miedo a convertirse en víctima, a que la situación empeore, a perder amistades, a que se les culpabilice de la situación, etc. Detectar un caso de acoso escolar es difícil.

3 – Solo sufren acoso escolar niños/as muy raros/as, que tienen algún problema o a los/as especiales – No es cierto. El Acoso Escolar lo puede sufrir CUALQUIERA.

4 – Decir “No te metas en problemas de otras personas” – El acoso escolar es un problema que afecta a TODAS las personas que conocen la situación. Si decimos eso a nuestros hijos e hijas les estamos diciendo que no tengan empatía, que el sufrimiento ajeno no es cosa suya y que dejen a la víctima sola. Es importante crear sensibilización ante el maltrato por parte de las familias y ser un ejemplo. Simplemente pensad ¿ese es el consejos que os gustaría que le dieran a las compañeras y compañeros de vuestros/as hijos/as en el caso de que ellos/as fueran las víctimas?

Recopilación semanal: Acoso Escolar Vol. IV – El grupo de espectadores/as.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

 

Acoso Escolar Vol. IV – Los espectadores y espectadoras

Esta semana trabajamos el cuarto volumen dedicado al Acoso Escolar. En esta ocasión nos vamos a centrar en el grupo de espectadores y espectadoras, conociendo los tipos, por qué no lo cuentan, consejos para ellos/as y para sus familias.

Programación Semanal:

Podéis consultar las entregas anteriores:

  1. Vol. I – Qué es el Acoso Escolar, tipologías y consejos para profesionales y familias.
  2. Vol. II – Recursos para profesionales.
  3. Vol.III – Las víctimas de Acoso Escolar
  4. Vol. IV – El grupo de espectadores/as

Si tenéis cualquier duda o queréis contarnos algún caso lo podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

reavalladolid@asociacionrea.org
reasegovia@asociacionrea.org
secretaria@asociacionrea.org

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Qué es un CEAS y para qué sirve

Para terminar esta semana dedicada a la notificación del Maltrato Infantil, explicamos para aquellas personas que no lo saben qué es un CEAS y para qué sirve.

Infografía en HD: Qué es un CEAS y para qué sirve.

Un CEAS es un Centro de Acción Social ¿Esto que significa? Son centros de carácter comunitario que tienen equipos técnicos y medios que ayudan a las ciudadanía a acceder de modo más sencillo a los Servicios Sociales. Para ello ofrecen los siguientes servicios:

  • Información, orientación y asesoramiento: derechos, recursos sociales existentes en la zona, derivación a servicios especializados, programas, prestaciones económicas, etc.
  • Apoyo a la familia y a la convivencia: servicios de teleasistencia , ayuda a domicilio, apoyo educativo, ayuda en alojamientos alternativos ante situaciones de emergencia, denctros de acogimiento, etc.
  • Animación y desarrollo comunitario: se fomenta y facilita la integración y participación de la ciudadanía en la Comunidad mediante diferentes actividades y talleres a las que pueden acceder todas las personas que lo deseen. Se previenen desigualdades y situaciones de exclusión social.

Todos los ciudadanos y ciudadanas de la Comunidad de Castilla y León disponen, según su domicilio, de un CEAS próximos al que se pueden dirigir para solicitar ayuda, información o acceso a recursos sociales a los que tienen derecho.

Recopilación de entradas Maltrato Infantil Vol. IV – Notificación del Maltrato Infantil.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Criterios de valoración de la gravedad del Maltrato Infantil

Ahora que hemos visto la diferencia entre notificación y denuncia, y hemos explicado el por qué debemos notificar una sospecha o un caso de Maltrato Infantil, nos centramos en los criterios de valoración para ver la gravedad que puede existir en un caso de maltrato infantil.

Infografía en HD – Criterios de valoración de la gravedad del Maltrato Infantil.

Ante una situación e maltrato infantil, se debe valorar el grado de gravedad de dicha situación, para ello se valoran diferentes factores:

Acceso al/la menor de edad: Si viven juntos, se ven los fines de semana, en alguna actividad,…

Temporalidad y frecuencia: Cuánto tiempo lleva ocurriendo la situación  con que frecuencia. Si es diario, varias veces a la semana, en ocasiones puntuales cuando se ven,…

La existencia o no de una relación de confianza entre el/la menor y la persona que le está haciendo daño.

Número de estresores familiares: alguna enfermedad dentro del ámbito familiar, problemas económicos, relaciones, etc.

Peligro de integridad y edad: Si la integridad física y/o psicológica corren peligro y/o el niño/a es menor de 5 años, la situación se valora con mayor gravedad.

Analizado todo se valora lo que es mejor para el/la menor de edad y qué medidas se deben tomar.

Recopilación de entradas Maltrato Infantil Vol. IV – Notificación del Maltrato Infantil.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Miedo para notificar el Maltrato Infantil. Razones para hacerlo.

Tras ver la diferencia entre denuncia y notificación y recordar que tenemos la OBLIGACIÓN de notificar cualquier sospecha que tengamos en relación a un posible caso de Maltrato Infantil, hoy vamos a ver los miedos más comunes que tiene la gente a la hora de realizar estas notificaciones y por qué debemos hacerlo.

Infografía en HD: Miedos para notificar el Maltrato Infantil. Razones para hacerlo.

El principal miedo que nos solemos encontrar es “¿Y si me equivoco?” pero siempre os hacemos otra pregunta ¿y si no lo haces? Cuando sospechamos que algo pasa no podemos callar y mirar hacia otro lado, porque si esa sospecha es cierta, cerramos la puerta de la esperanza y la ayuda que un niño, una niña o un adolescente necesitan para salir de un infierno que no merecen.

Si tenéis miedo a posibles represalias debéis saber que se puede notificar de forma anónima, de manera que todo se pone en marcha sin que se sepa que has sido tú quién ha llamado. ¿Y si ese niño/a sólo te tiene a ti para salir de esa situación?

El caso de las y los adolescentes todavía es peor, porque se incrementa la sensación de “es problema suyo” o “si necesitara ayuda la pediría”. ¿Sabéis que hay adolescentes que llevan viviendo abusos sexuales dentro de su hogar desde los cuatro años? ¿otros para los que las palizas y los golpes entran dentro de su “normalidad”? Las y los adolescentes necesitan tanta ayuda como niñas y niños de edades menores.

Respecto al “no es asunto mío” o “cada padre/madre cría como cree”, no son ciertas ninguna de las dos cosas. Es asunto de TODA la sociedad lo que les ocurre a las y los menores de edad, y la ciudadanía tiene la OBLIGACIÓN de notificar cualquier sospecha de riesgo o de maltrato. En cuanto a la segunda afirmación, si esa crianza incluye dañar de cualquier forma al/la menor de edad no, no se puede hacer lo que consideren. Niños, niñas y adolescentes tienen sus derechos, no son propiedades.

Entendemos que cuando se sospecha de alguien conocido haya más dudas, pero no debemos pararnos ante esto porque nos convertiremos en cómplices del dolor del niño/a o adolescente que esté sufriendo la situación.

Ayudar a las y los menores de edad es cosa de TODOS/AS.

Recopilación de entradas Maltrato Infantil Vol. IV – Notificación del Maltrato Infantil.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Diferencia entre Notificación y denuncia de Maltrato Infantil

Una de las grandes dudas a la hora de notificar una sospecha o caso conocido de Maltrato Infantil, es entender la diferencia entre notificación y denuncia. Esperamos que con esta infografía os quede todo más claro:

Infografía en HD: Diferencia entre notificación y denuncia de maltrato infantil.

Debemos entender que tenemos la OBLIGACIÓN como ciudadanos de notificar una sospecha de riesgo o desprotección de un/a menor de edad. Serán los servicios especializados los que verifiquen si esa sospecha es cierta. Esta notificaciones les ayudan a detectar situaciones de manera precoz para poder intervenir lo antes posible y ayudar a niñas, niños y adolescentes que viven con miedo.

Recopilación de entradas Maltrato Infantil Vol. IV – Notificación del Maltrato Infantil.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.