Familias: ¿Qué hacer si mi hijo/a es acosador/a?

Terminamos la semana dedicada a los acosadores y las acosadoras, dando consejos a las familias sobre qué hacer cuando se les informa o se dan cuenta de que sus hijo/as son acosadores/as.

Infografía en HD: Familias ¿Qué hacer si mi hijo/a es acosador/a?

1 – Mantén la calma – Cuando te dicen que tu hijo/a está maltratando implica muchas emociones. Desde sentimientos de incredulidad al principio, pasando por la ira, la decepción, la tristeza, la culpabilidad,… Antes de hablar con tu hijo/a, cálmate, reflexiona sobre cómo plantear la situación y ten en cuenta que puede que te diga cosas que no te gusten o te sorprendan (que se vea orgulloso/a de su comportamiento, culpe a la víctima de todo, os culpe a vosotros, etc) porque quiera desviar el foco e atención del problema principal, que esta acosando a un/a compañero/a. Intenta controlar tus emociones y mantener la calma durante la conversación, de manera que no se pierda el punto principal de la conversación.

2 – Hablad con él/ella de manera franca y abierta – hablad con él/ella y hacedle entender que sí, le queréis, y precisamente por eso cierto tipo de comportamientos no son ni serán nunca tolerables bajo ninguna circunstancia. hablad sobre lo que significa el acoso, que está maltratando a otra persona y que eso no lo vais a permitir.

3 – No excuses su conducta – En algunas ocasiones nos encontramos con padres/madres que intentan excusar el comportamiento de sus hijos/as, incluso culpando a las víctimas. haciendo eso NO PROTEGÉIS A NADIE. Todo lo contrario, solo perjudicáis a la persona que tenéis en casa y que tanto queréis, pues ellos/as entienden que pueden hacer cualquier cosa, que vosotros/as vais a defender lo que hagan y sus actos no tendrán consecuencias. Querer bien significa acompañarles en el camino en lo bueno y en lo malo, ayudarles a mejorar.

4 – Trabajad la empatia – haced ejercicios de empatia con él/ella ¿y si se lo hicieran a alguien a quien quiere?, ¿cómo se siente la víctima cuando llega a casa después de un día en que ha recibido insultos, agresiones físicas y le han hecho sentir que no forma parte del grupo?

5 – Las amistades – En algunos casos nuestros/as hijos/as forman parte del grupo de seguidores/as y acosan porque son manipulados por un acosador/a indirecto/a. Debemos hacerles reflexionar en casos así si esa amistad realmente les aporta algo positivo, y si están en esa relación por una amistad verdadera o por miedo. Si es por miedo ¿se teme a las amistades? Si se tiene miedo a decirles que algo está mal se realiza la misma pregunta. En algunas ocasiones es necesario romper ciertos vínculos.

6 – Trabajad junto al centro – intentad estar informados sobre la situación de acoso y las actuaciones que se van realizando con vuestro/a hijo/a.  En algunos casos el comportamiento que ha tenido puede conllevar algún tipo de sanción, algo que debéis comprender. Es importante que se realice una intervención individual  y que, si no sabéis cómo actuar en casa, pidáis pautas de actuación al departamento de orientación.

Si necesitáis ayuda o asesoramiento, podéis contactar con nuestra asociación.

Programación semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Soy acosador/a: ¿qué preguntas me debo hacer?

Seguimos el quinto volumen sobre acoso escolar centrado en los acosadores/as, hoy intentado que reflexionen y se hagan algunas preguntas sobre su comportamiento.

Infografía en HD – Soy acosador/a ¿Qué debo preguntarme?

  • ¿Por qué lo haces? – ¿Realmente el problema lo tienes con la víctima? ¿Te ha hecho algo tan grave como para hacerle un daño diario tan importante? ¿o lo haces porque te ocurre algo a ti y lo descargas con alguien que consideras que no va a defenderse de tus agresiones?
  • ¿Te gusta maltratar? – No, lo que haces no son bromas, el problema no lo tiene la víctima por ser demasiado sensible, lo que realizas son agresiones de forma continua y eso tiene un nombre, maltrato. Lo que te convierte en un maltratador o una maltratadora ¿es ese el tipo de persona en el que te quieres convertir? ¿en alguien que daña a otras personas porque considera que puede hacerlo, porque no piensa en el dolor que provoca, porque carece de la empatia suficiente para entender que el daño no es solo para la víctima?
  • ¿Has pensando en el daño que provocas? – ¿te has parado a pensar en lo que haces que piense la víctima sobre sí misma por TU culpa? No por sus gustos, su físico, o por cualquier otra cosa, si no por el comportamiento que TU y las personas que te rodean a TI tienen con ella. Provocas dolor, tristeza, rabia y sentimientos de no valer nada, de ser un despojo que no merece amor, amistad ni que nadie te defienda. Por si eso fuera poco, también haces daño a la familia e la víctima, que al enterarse ven con frustración todo el daño que has hecho a alguien a quien quieren por excusas (porque son EXCUSAS) y que en algunos casos será un dolor que tendrán presente toda su vida.
  • ¿Tampoco piensas en tu familia? – Entendemos que en algunos casos las situaciones de acoso se dan porque el ambiente en el hogar del acosador/a no es el adecuado, pero otras veces no es así. ¿Piensas alguna vez en como se va a sentir tu madre o tu padre cuando se enteren de que tienen a un maltratador o una maltratadora en casa? ¿en lo que van a pensar y sentir tus abuelos? ¿sabes lo que significa para unos padres entender que su hijo/a está MALTRATANDO a un/a compañero/a en clase? ¿lo difícil que es volver a recuperar su confianza?
  • ¿Amigos/as? – Cuando estás en la posición de acosador/a tienes a muchas personas a tu alrededor que aplauden lo que hacen, pero ¿son realmente amigos/as? ¿son personas que están contigo porque realmente te quieren y aprecian, o porque tienen miedo a que les hagas daño?
  • ¿Estás preparado/a para asumir consecuencias? – Imaginemos que dices a todo lo anterior que sí, y que no vas a cambiar porque no quieres. ¿Estás dispuesto/a a asumir las consecuencias que pueden conllevar tus actos?, ¿que comiences a maltratar en otros ámbitos de tu vida, como dentro de la pareja?, ¿Que tu familia deje de hablarte o uno de tus familiares pueda entrar en una depresión por la situación que se da en el hogar?, ¿que la víctima tenga problemas de salud mental graves y por ello intente suicidarse, o algo peor, lo consiga? Tu comportamiento tiene consecuencias directas sobre ti mismo/a y sobre otras personas, no lo olvides nunca.

Programación semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Motivos (excusas) más frecuentes para acosar

Hoy os vamos a explicar los motivos (excusas) que más nos dan en las formaciones que realizamos en las aulas con el alumnado sobre por qué se acosa.

Infografía en HD: Motivo (excusas) para acosar.

La víctima es diferente: Pueden ser diferencias de cualquier tipo, desde el color de piel, llevar gafas, tener sobrepeso o tener pecas, a ser sordo o tener síndrome de down. Para algunas personas que acosan la diferencia es la excusa perfecta para hacer sentir mal a la víctima y hacer que sea su objetivo.

Es divertido: ver que las víctimas lo pasan mal es suficiente razón para que algunas personas no cesen en el empeño de hacer sufrir a alguien. Insultar hasta conseguir que lloren, agredirles por los pasillos, tirar sus pertenencias al water, cualquier agresión es válida si con ello consiguen reírse de la víctima y de su dolor.

Tener manía a la víctima: En algunas ocasiones les preguntamos “¿por qué le tienes manía?” y no nos han sabido responder, porque ni siquiera conocen a la persona lo suficiente. Son “odios” o “manías” que se contagian entre el alumnado cuando realmente ninguno se ha parado a hablar realmente con la víctima, que sufre el aislamiento y desprecio social sin saber la razón de ello.

Por envidia: en muchos casos el grupo de espectadores/as afirma que las personas que acosan lo hacen porque envidian por algo a las víctimas: por sacar buenas notas, tener amigos/as, ser buenos/as en algo, ser guapos/as, etc. Mientras que el grupo de acosadores/as perciben que la envidia llega por parte de las víctimas: me envidia porque soy querido/a, me envidia porque tengo amigos/as, etc.

“Son bromas”: una de las grandes luchas con las y los menores de edad en los centros educativos en enseñarles a diferenciar las bromas de las agresiones. Para ellos/as es una broma cualquier cosa que les haga gracia, haga daño o no a la persona a la que se le hace la broma, y si esta se lo toma a mal es culpa suya: eres un sensiblón, anda y vete a tu casa, etc. Debemos hacerles enterar que cuando una broma hace daño no es una broma, es una agresión. Y eso es algo especialmente reseñable con los motes. Un mote entre amigos es algo aceptado, cuando se pone un “mote” a alguien que no le gusta y le hace daño, es un INSULTO y, por lo tanto, una agresión verbal.

Por sus aficiones: Chicas que son insultadas porque les gusta jugar al fútbol, o chicos que les ocurre lo mismo porque les gusta bailar ballet. Chicos o chicas que sufren agresiones diarias porque les gusta el manga, los videojuegos, leer, el rol, etc. Porque las aficiones se salen de lo “normal” y se les considera unos “frikis”.

La lista es más larga, pero estas son las 6 razones más comunes que nos suelen decir en las formaciones.

Programación semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Tipos de acosadores/as

Hoy vamos a ver qué tipos de acosadores/as existen, pues dependiendo del tipo de acosador/a que detectemos, debemos actuar de una u otra forma.

Infografía en HD: Tipos de acosadores/as.

Debemos dejar muy claro que los acosadores y las acosadoras NECESITAN AYUDA. Cuando se habla de Acoso Escolar la ayuda parece que se centra en las víctimas, pero nos olvidamos que tenemos a personas que han aprendido que maltratar es una forma adecuada a la hora de relacionarse con las y los iguales. Debemos realizar una intervención con las personas que acosan porque estas también pueden sufrir consecuencias a largo plazo muy negativas.

Programación semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Pensamientos erróneos de las familias de los/as acosadores/as sobre el Acoso Escolar

Comenzamos el quinto volumen dedicado al acoso escolar con los pensamientos que algunas familias de acosadores/as tienen sobre el Acoso Escolar que no corresponden con la realidad.

Infografía en HD – Pensamientos erróneos familias de los acosadores y acosadoras sobre acoso escolar.

La culpa es de la víctima – La culpa NUNCA es de la víctima. Da igual que sea “rara, pesada, friki, alta, baja, gorda, delgada,…”. NADIE merece sufrir maltrato, y el acoso escolar es lo que es, cuando hablamos de acoso escolar estamos hablando de maltrato entre iguales.

Mi hijo/a jamás haría eso – Es lógico pensar de nuestros hijos e hijas que no tendrían un comportamiento en el que harían un daño tan grande a un compañero/a y de manera voluntaria. Pero hay casos que los hijos o las hijas tiene un comportamiento muy diferente fuera y dentro, y no se comportan igual en el ámbito familiar que en el social. Se puede entender que al principio nos resulte difícil creer lo que nos dicen en el centro, pero no podemos cerrarnos en banda porque esa actitud solo hace daño a nuestro hijo/a.

Eso ayudará a la víctima a forjar el carácter – Sufrir maltrato no ayuda a NADA a NADIE. Ser maltratado/a no te hace más fuerte, y ser maltratador/a no te hace mejor. Como hemos dicho anteriormente, nadie tiene derecho a maltratar a nadie, tu hijo/a tampoco, y tu hijo/a no es nadie para dar lecciones a compañeros/as sobre ese tipo de cosas. Para eso están las familias y/o el profesorado.

Mi hijo/a no tienen ningún problema, son cosas de niños/as – El Acoso Escolar NO SON COSAS DE NIÑOS/AS. Una situación de acoso escolar significa que hay una situación donde una víctima está siendo maltratada y un agresor/a que está maltratando. Si tu hijo/a está maltratando sí, tiene un problema, y muy importante, pues puede tener consecuencias a largo plazo muy negativas.

Si tienes un hijo/a que acosa, permite que te asesoren en el centro educativo y no tengas comportamientos tolerantes con él/ella y sus actos respecto a sus compañeros/as.

Programación semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Acoso Escolar Vol. V: Acosadores/as

Dedicamos la última semana de Agosto con el quinto volumen de Acoso Escolar, centrado esta vez en los acosadores y las acosadoras.

Programación Semanal:

Podéis consultar las entregas anteriores:

  1. Vol. I – Qué es el Acoso Escolar, tipologías y consejos para profesionales y familias.
  2. Vol. II – Recursos para profesionales.
  3. Vol.III – Las víctimas de Acoso Escolar.
  4. Vol. IV – El grupo de espectadores/as.
  5. Vol. V – Acosadores/as.

Si tenéis cualquier duda o queréis contarnos algún caso lo podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

reavalladolid@asociacionrea.org
reasegovia@asociacionrea.org
secretaria@asociacionrea.org

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Habilidades a tener en cuenta para entrevistas a Familias

Terminamos la quinta parte sobre Maltrato Infantil hablando sobre las habilidades importantes que debemos recordar con las entrevistas a las familias en casos de sospecha de riesgo de maltrato infantil.

Infografía en HD: habilidades de entrevista con las familias.

Tras valorar si debes ser tú quién debe realizar (o no) la entrevista a la familia, si finalmente decides realizarla ten en cuenta lo siguiente:

  • Lugar: Un sitio privado, donde no os interrumpan y podáis hablar tranquilamente.
  • Actitud: No juzgues ni tomes partido. No preguntes detalles sobre lo que te puedan contar y, sobre todo, escucha.
  • Escucha y observa: Si muestran preocupación (o no) por el/la menor o muestran desprecio por él/ella. Comprueba si acuden a las reuniones escolares y, de no hacerlo, por qué (motivos laborales, excusas recurrentes: no tengo tiempo, tengo médico, estoy enfermo/a,…) ven a su hijo/a como su propiedad  y con derecho a hacer con él/ella lo que consideren necesario, hay dificultades o diferencias en la pareja que se aprecian en la conversación, no permiten que su hijo/a tenga contactos sociales fuera del colegio, etc.
  • Intenta encontrar respuesta a: una explicación por parte de la familia a la situación, como perciben a su hijo/a, las características que rodean a la familia (familiares, sociales, económicas, etc) si son conscientes de que hay un problema y, de serlo, si tiene disposición a recibir o no ayuda.

Como profesionales y como ciudadanos/as tenemos la OBLIGACIÓN de notificar una sospecha de riesgo y/o posible situación de maltrato infantil.

Programación Semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Habilidades a tener en cuenta en entrevistas a Niñas, Niños y Adolescentes.

Continuamos la semana, hoy nos centraremos con las habilidades que debemos tener en cuenta a la hora de entrevistar a niñas, niños y adolescentes ante una sospecha de posible riesgo o maltrato.

Infografía en HD: Habilidades de entrevista con NNA.

En primer lugar debemos tener en cuenta si somos el personal profesional adecuado para realizar la entrevista, o es mejor que derivemos la situación y sean profesionales especializados/as en el tema los que realicen la entrevista correspondiente.

Si decidimos realizarla debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Entrevistador/a: mejor si es alguien que el/la menor conozca y le inspire confianza. Además debe ser alguien que no genere expectativas que no sabe si se van a poder cumplir.
  • Escucha: Escucha activamente al niño/a y toma en serio sus palabras. Que vea en tu lenguaje corporal que le estás prestando atención y estás dando importancia a lo que te está contando.
  • No critiques: No interrumpas si discurso, y mucho menos para criticar la situación, a su familia o a él/ella por cualquier razón. Puede tomar esas críticas como ataques y negarse a seguir hablando.
  • Recoge por escrito: Toda la información que registres es confidencial, pero es importante que lo hagas.
  • Mantén la calma cuente lo que te cuente: Escuchar ciertas cosas es difícil, pero debes controlar tus emociones y tu lenguaje corporal. Si el niño/a percibe en ti reacciones que no le gustan puede provocar sentimientos de culpa, que deje de hablar y la entrevista sólo habrá servido para hacerle sentir peor.
  • Lenguaje: Adapta tu lenguaje al del menor. Si utilizas un lenguaje que no entiende, que percibe como lejano, demasiado técnico o que no le es familiar, puede retraerse a la hora de contar las cosas con sus propias palabras. Permite que elabore su discurso a su manera.
  • Lugar: Sitio privado, sin distracciones pero que no parezca “frío”. Un lugar donde podáis estar cómodos/as y no existan barreras entre vosotros/as.
  • Ten en cuenta: su edad, no es lo mismo hablar con un niño de 4 años, con el que podemos usar juguetes o dibujos, que con una niña de 11 y el grado de comprensión que tienen de lo que está ocurriendo. Posibles represalias por haberlo contado (si convive con el agresor/a, etc) y la posibilidad de continuar con el proceso o que todo lo que ocurre se perciba como algo peligroso y las personas implicadas se nieguen a hablar.
  • Evita la revictimizavión: Para ello evita que el/la menor tenga que repetir lo mismo varias veces ante diferentes personas. Una vez ante un máximo de dos.
  • BUSCA AYUDA: Muchas veces un caso nos toca de manera especial, debemos tener la profesionalidad suficiente para entender como nos afecta, saber pedir ayudar y entender que eso no es negativo. Para ayudar a quién lo necesita a veces primero nos tienen que ayudar a nosotros/as.

Programación Semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Indicadores de Maltrato Infantil en la Familia

Una vez vistos los factores de riesgo y los indicadores de maltrato infantil en los y las menores de edad, pasamos a ver los indicadores que podemos encontrar en la familia.

Podéis descargar la infografía en HD: Indicadores de Maltrato Infantil en la familia.

Conocer los indicadores tanto en los y las menores de edad como en las familias nos ayudarán a reconocer de modo más eficaz una situación de maltrato y a actuar antes.

Os recordamos que os obligación de todas las personas informar sobre un posible caso de maltrato infantil. No os quedéis con el “no es cosa nuestra” o el “no sé realmente lo que ocurre”. Si sospecháis que algo no va bien debéis notificarlo.

Podéis consultar los volúmenes anteriores con toda la información sobre Maltrato Infantil:

Indicadores de Maltrato Infantil en el/la menor de edad

Tras ver los factores de riesgo. Hoy vemos los indicadores que podemos encontrar en un/a menor de edad que pueda estar sufriendo un caso de maltrato.
Podéis descargar la infografía en HD: Indicadores de Maltrato infantil en Menores de Edad
Os recordamos que es obligación de toda la ciudadanía informar de un posible caso de maltrato infantil.
Podéis consultar los volúmenes anteriores con toda la información sobre Maltrato Infantil: