Una vez visto los estereotipos que rodean a hombres y mujeres, debemos entender como se llegan a ellos ¿desde cuando se “envían” mensajes a niños y niñas sobre cómo debe ser un hombre o una mujer? Pues, lamentablemente, desde que nacen (o incluso antes) porque los juguetes y la ropa ya cambian de niños a niñas.

Infografía en HD.

¿Alguna vez te has parado a pensar en los mensajes tan diferentes que hay en la ropa de niños y niñas? Los mensajes en la ropa de los niños van dirigidos a su valentía, su fortaleza, etc. Mensajes como “Fuerte como papá”, “Valiente y fuerte”, “Un nuevo héroe en la casa”. Mientras que en las niñas nos encontramos con fantasia, belleza, delicadeza,… “Cool como mamá”, “Amo la vida”, “Soy una SuperStar”. Pero este lenguaje no aparece solo en la ropa, sino que en la vida diaria podemos escuchar expresiones como:

  • “Es tan guapo que parecen una niña”.
  • “Uy, como no lleva pendientes pensaba que era un niño”.
  • “Los niños no lloran”.
  • “¿Vas a llorar como una niña”.
  • “Pero no llores, con lo guapa que eres. Te pones muy fea cuando lloras”.
  • “Corres/peleas/juegas como una niña”.
  • “No te sientes así, que eres una señorita”.
  • “No te comportes así, pareces un chicazo”.
  • “A las niñas no se les pega”.
  • “Los niños son más brutos”.

Todas estas frases están cargadas de estereotipos que hacen formar una idea mental de cómo debe actuar un niño o una niña.

Si a todas estas ideas, unimos que se diferencia a niños y niñas por colores (niñas con el rosa como protagonista en todas sus tonalidades, acompañado de colores pastel. Niños con el azul como principal, acompañado de otros colores como rojo, verde – preferiblemente verde militar – o gris) por personajes infantiles (minnie, princesas, sky, personajes con ojos grandes y largas pestañas en los que predomina el rosa para niñas. Mickey, Donald, Buzz, Chase, Marshall, personajes fuertes en los que predomina el azul y el rojo para niños) y por juguetes, tenemos el cóctel ideal para que crezcan con ideas sobre hombres y mujeres muy marcadas.

De ahí que nos encontremos a niños y niñas de 1º de Primaria que afirman que el fútbol es para chicos, y que el patinaje es para niñas. Que los coches son para niños, y los bebés para niñas. y así hasta el infinito.

Por ello es tan importante educar en igualdad, explicar que no “cosas de chicos y cosas de chicas”. Existen juguetes, existen colores, existe ropa, etc. y todo puede ser usado independientemente de ser chico o ser chica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *