Tras saber qué es un control parental, vamos a ver cómo podemos elegir el adecuado.

Infografía en HD.

En primer lugar debéis tener en cuenta en qué dispositivos se van a poner y si es adecuado para el sistema operativo de todos ellos.

Una vez que sepáis eso, debéis hacer un pequeño “estudio” de las diferentes herramientas parentales que tenéis a vuestra disposición. Los sistemas gratuitos son más básicos y tienen menos opciones que las de pago. Si vais a adquirir una de pago, probad primero la versión gratuita para ver si os sentís cómodos/as con ella, si os ofrece todas las opciones que queréis y os adaptáis bien a su uso.

Una vez que os decidáis, instalad la aplicación en los dispositivos deseados y configurad la cuenta.

Os aconsejamos que no instaléis estos dispositivos a escondidas o cómo si fuera algo malo. Habladlo con vuestros hijos e hijas, de manera que podáis explicar que igual que os preocupáis de con quién hablan, salen, etc, también debéis hacer lo mismo con el uso de teléfono móvil, ordenador, redes sociales, etc.

Índice de entradas: Vol. VIII – Controles parentales.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Un pensamiento sobre “Cómo elegir un control parental”

  1. Los navegadores proporcionan diferentes maneras de filtrar las webs a las que no quieres que accedan tus hijos. El control parental en Firefox, Safari, Chrome e Internet Explorer te permiten seleccionar sites y dominios que quieres bloquear. Para ello, debes establecer los filtros que desees accediendo a Ajustes y seleccionando los tipos de webs que deseas bloquear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *