Ayer vimos qué debemos hacer para que nuestro hijo/a no se pase el día frente al ordenador, hoy vamos a ver qué hacer si nuestro hijo o nuestra hija quieren jugar a videojuegos violentos no aptos para su edad.

Infografía en HD.

En primer lugar, debemos decir que NO todos los videojuegos son violentos. Para poder saber si un juego tiene contenido violento o no apto a la edad, tenemos el sistema PEGI, que es un sistema europeo de clasificación de edades. Este sistema te indica a partir de qué edad se debería jugar un título, y por qué (si es porque tiene violencia, sexo, es online, etc). En el mercado podéis encontrar títulos adecuados a prácticamente todas las edades.

Si vuestro hijo/a os pide jugar a un juego, lo primero es mirar la clasificación que tiene de edad, y os recomendamos mirar también un gameplay, de manera que os podáis asegurar de que el contenido es adecuado a la edad y madurez de vuestro hijo/a.

Si el juego es de contenido violento y no queréis que juegue con el, explicad por qué. Tened en cuenta una cosa, muchas veces se niega jugar a un juego, pero sí se permite ver una película o leer libros no adecuados a la edad, debemos intentar tener coherencia educativa en este sentido. Hablad con él/ella sobre que la exposición a contenidos violentos te insensibiliza hacia la violencia, por qué eso es malo y lo que puede conllevar a corto y largo plazo.

Buscad en familia títulos que sean adecuados a su edad y madurez y, cuando accedan a otro tipo de contenido, hablad sobre ello.

Índice semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *