Qué es la sextorsión.

Uno de los elementos más importantes para educar de modo responsable, es cuidar la imagen propia y ajena en Internet.

Infografía en HD.

La Sextorsión es un tipo de extorsión sexual en la que la persona que sufre el chantaje es amenazada con la publicación y/o la posibilidad de compartir una o varias imágenes suyas, ya sean vídeos o fotografías), en las que está desnuda o realizando actos sexuales. Este chantaje tiene como finalidad dominar la voluntad de la víctima, algún beneficio económico y/o victimizar a la persona sexualmente. El chantaje se realiza mediante el uso de dispositivos digitales.

¿Cómo podemos evitarla?

Cámaras digitales – Tapa las cámaras digitales cuando no se estén usando para evitar que te graben sin que te des cuenta.

Protege tu imagen – No compartas imágenes íntimas por redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea, tampoco por correo electrónico. Cuando enviamos una imagen de ese tipo perdemos su control para siempre.

Actualízate – Protege todos tus dispositivos con las actualizaciones recomendadas de antivirus y antimalware. Además, estate al día sobre nuevas tecnologías.

Contraseñas – NO compartas tus contraseñas, son privadas y no las deberían tener otras personas. Cambia las contraseñas cada cierto tiempo y que sean seguras (nada de fechas, nombres de familiares, etc).

Cifra tu información – Aprende como puedes hacerlo para evitar que te roben tu información.

¿Qué hago si sufro sextosión?

Si te están chantajeando es muy importante que NO borres nada, ninguna imagen, ninguna conversación. Guarda todo lo que tengas, porque tu siguiente paso es realizar una denuncia, donde se comprobarán todas esas pruebas y te servirán para el juicio. Si por lo que has vivido necesitas ayuda psicológica, no te avergüences, busca el apoyo necesario en las y los profesionales de salud mental.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Recopilación de infografías 2020: Abuso Sexual Infantil

Hoy os traemos la recopilación de trabajo en 2020 en relación a Abuso Sexual Infantil. Os podéis descargar todas las infografías en HD de manera individual en cada una de las siguientes entradas:

  1. Vol. I – Mitos y datos sobre el ASI.
    1. Datos sobre el Abuso Sexual Infantil.
    2. Maltrato Sexual.
    3. Indicadores de Abuso Sexual Infantil.
    4. Prevención del ASI – Cómo trabajamos la Regla de Kiko.
  2. Vol. II – Uso de la terminología adecuada respecto al Abuso Sexual Infantil.
    1. Vídeo «Hay un monstruo en mi casa» donde una niña relata como vive el abuso sexual y recordatorio de qué es el Maltrato Sexual Infantil y sus tipologías.
    2. ¿Por qué es importante formarse como profesional en ASI? ¿Qué profesionales deberían formarse en ASI?
    3. Por qué usar M.A.S.I (Material de Abuso Sexual Infantil) en vez Pornografía Infantil.
    4. Diferencias entre M.A.S.I (Material de Abuso Sexual Infantil) y Pornografía Infantil.
    5. Qué es el Movimiento MAP.
  3. Vol. III – Diferentes formas de Abuso Sexual Infantil.
    1. Recordatorio: Qué es el Maltrato Sexual Infantil.
    2. Qué es el Sexting.
    3. Qué es el Grooming.
    4. Recordatorio: Indicadores del Abuso Sexual Infantil.
    5. Diferencia entre Abuso Sexual Infantil y Explotación Sexual Infantil.
  4. Vol. IV – Violencia Sexual infantil.
    1. ¿Qué es la violencia sexual?
    2. Factores que inciden en las consecuencias de la violencia sexual.
    3. Manifestaciones de la violencia sexual.
    4. Revictimización.
    5. Pautas de Intervención ante la sospecha de abuso o explotación sexual infantil.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Oversharing, Sharenting y Morphing, riesgo en Internet compartido

Esta semana comenzamos a trabajar riesgos de las y los menores de edad en Internet. Comenzamos a ver qué riesgo existen cuando se mezcla el oversharing, el sharenting y el morphing.

Infografía en HD: Sharenting, Oversharing y Morphing.

¿No sabes lo que es el oversharing o el sharenting? Puedes verlo aquí:

El morphing es la práctica de modificar una imagen para convertirla en otra totalmente diferentes. Se convierte en un riesgo en internet cuando se usa para modificar imágenes en las que hay personas menores de edad involucradas, de modo que imágenes en situaciones cotidianas se convierten en imágenes de contenido erótico sexual. Por ejemplo editar una imagen de un niño sonriendo en una playa, al niño sonriendo rodeado de hombres adultos que se están masturbando.

¿Qué ocurre cuando se mezclan estas tres prácticas? Que los riesgos para las y los menores de edad aumentan. Pues se expone por parte de la familia a un/a menor de edad desde edades tempranas, comenzando a tener una huella digital que se irá incrementando con el tiempo. Un/a menor de edad que aprenderá desde pequeño/a un concepto de privacidad online erróneo, donde se dará información personal y se perderá el control de todo lo que se comparte en las redes sociales. Esto se une que, ante la ausencia de educación y supervisión digital, se desconocen riesgos como el grooming, la sextorsión, el morphing, etc.

Educación digital significa minimizar riesgos para las y los menores de edad.

Índice de entradas: Vol. VII – Prácticas Peligrosas en Internet.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Pautas de Intervención ante la sospecha de abuso o explotación sexual de menores de edad

Terminamos la cuarta semana dedicada al abuso sexual infantil hablando sobre las pautas de intervención ante la sospecha de abuso o explotación sexual de menores de edad.

¿Qué debemos hacer ante una sospecha de abuso y/o explotación sexual infantil?

1 – Mantén la calma – Entendemos lo difícil que es enfrentarse a una situación como este, pero intenta mantener la calma y evita realizar pregunta que puedan intimidar de alguna manera al niño, niña o adolescente.

2 – No presiones – Ante la sospechas puedes realizar algunas preguntas vagas para intentar asegurarte de lo que ha querido decir o evaluar la seguridad del/la menor de edad, pero NO presiones para que cuente lo que ha ocurrido, no pidas detalles de la situación y ten mucho cuidado con el tipo de preguntas que realizas.

3 – Creer – Una de las cosas más difíciles a las que se enfrentan algunas víctimas de abuso sexual infantil, es cuando no se les cree «lo habrás entendido mal», «eso no es posible», «¿pero tú estás totalmente seguro/a de lo que dices?», etc. Cree lo que cuenta y no hagas preguntas que puedan hacer que se sienta culpable como «¿Por qué no lo contaste antes?», «¿pero tú te negaste?», «¿por qué lo has permitido?», etc.

4 – Respeto – Es primordial respetar a la víctima, agradecer su muestra de confianza contigo y explicar que hay que comunicárselo a algunas personas más para poder protegerle/a, pero que no se contará a nadie que no deba saberlo.

5 – Notificar – Se debe notificar esta situación con la mayor rapidez posible. Para ello, se realiza un escrito en el que se describe lo que la persona menor de edad ha contado.

6 – Buscar la atención especializada – Si piensas que el caso es de urgencia y que el/la menor de edad corre riesgo inminente, entonces debes contactar con la policía o los servicios sociales de la zona.

7 – Explícale lo que hay que hacer – Cuando ocurren estas situaciones es muy importante informar a las víctimas sobre lo que va a ir ocurriendo. No hagas promesas que no sabes si se van a poder cumplir. Explícale los pasos que se van a seguir, a qué personas se va a contar, por qué y cómo. Debemos asumir que una situación de posible abuso o explotación requiere una respuesta rápida, especializada y coordinada entre diferentes personas e instituciones.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Revictimización (Victimización secundaria en casos de abuso sexual infantil)

Terminamos la semana hablando sobre la revictimización de las víctimas de abuso sexual infantil.

Infografía en HD: Revictimización de las víctimas de abuso sexual infantil.

Hablamos de revictimización cuando se produce un sufrimiento añadido a las víctimas de abuso sexual infantil por parte de las instituciones y/o profesionales encargados/as de prestarles atención a la hora de averiguar sobre lo ocurrido.

Las víctimas reexperimentan lo que les ha ocurrido al revivir/recordar los momentos dolorosos y las emociones que se asocian a esos momentos. Por ejemplo, cuando deben contar sus vivencias en diferentes situaciones y a varias personas diferentes.

Es necesario que las y los profesionales que trabajan con menores de edad tengan formación sobre estos temas, de modo que eviten preguntas y/o comentarios que fomentan esta revictimización, por ejemplo frases como «¿pero estás segura que eso ha pasado así», «¿no crees que puedes haberlo interpretado mal?», «¿y por qué no te defendiste o pediste ayuda?», «¿pero tú no sabías que eso está mal?», etc.

Además, también se debe evitar entrar en aspectos que puedan hacer pensar a las víctimas que se justifica lo que ha pasado, que se intenta quitar culpa a la persona agresora, o que puedan culpabilizar a la víctima.

Como profesionales, debemos entender que no todas las personas que trabajan con menores de edad deben realizar estas entrevistas, pues deberían ser realizadas por profesionales especializados en abuso sexual infantil. Se debería tener en cuenta que en los procesos judiciales las entrevistas/interrogatorios deberían realizarse una única vez por parte de estos/as profesionales especializados es espacios seguros y que se tenga en cuenta las posibles secuelas de la victimización, validando las emociones que se puedan experimentar en cada momento. Es decir, que los procesos judiciales deberían minimizar su duración, impedir el contacto entre víctima y persona agresora y evitar que las tomas de declaración y/o interrogatorios se conviertan en revivencias de la situación traumática de forma repetida por diferentes personas.

Es muy importante que las víctimas tengan apoyo psicológico y medidas de seguridad si existe la posibilidad de que vuelva a ocurrir.

Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:
  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Manifestaciones de la Violencia Sexual en la Infancia

Hoy nos vamos a centrar en las manifestaciones de la violencia sexual en la infancia.

Las manifestaciones que pueden presentar las y los menores de edad que sufren abuso sexual infantil son diversas. Por esta razón es importante recordar que la existencia o no de un abuso no va a ser comprobado por la ausencia o presencia de estas manifestaciones.

Para ello, las y los profesionales que trabajan con menores de edad debemos conocer tanto las consecuencias como la sintomatología originada por el abuso sexual infantil, es decir, una formación sobre el tema que les permita detectar e intervenir adecuadamente ante una sospecha o un caso de abuso sexual infantil.

  • Manifestaciones físicas:
    • Hematomas.
    • Enfermedades de transmisión sexual.
    • Desagarramientos anales o vaginales. Sangrados.
    • Enuresis y/o encopresis.
    • Dificultad para sentarse (evitan hacerlo porque les duele o buscan posturas raras) o para caminar.
    • Embarazo temprano.
  • Manifestaciones psicológicas:
    • Problemas emocionales:
      • Miedos y fobias.
      • Síntomas depresivos.
      • Problemas de ansiedad.
    • Baja Autoestima:
      • Sentimientos de culpabilidad.
      • Estigmatización.
      • Trastornos de estrés postraumático.
      • Autolesiones.
      • Ideación y conducta suicida.
    • Problemas cognitivos:
      • Conductas hiperactivas.
      • Problemas de atención y/o concentración.
      • Bajo rendimiento académico.
      • peor funcionamiento cognitivo general.
      • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
    • Problemas de relación:
      • Problemas a la hora de establecer y mantener relaciones sociales.
      • Menor cantidad de amistades.
      • Menor tiempo de juego con las y los iguales.
      • Elevado aislamiento social.
    • Problemas funcionales:
      • Problemas de sueño (pesadillas, insomnio, etc)
      • Pérdida de control de esfínteres (enuresis y/o encopresis)
      • Trastornos de la conducta alimentaria (comer en exceso o defecto).
      • Problemas psicosomátivos (dolores de cabeza, de estómago, etc)

¿Qué conductas podemos observar?

  • Conducta sexualizada:
    • Masturbación compulsiva.
    • Imitación de actos sexuales que no debería conocer y vocabulario sexual no propio de su edad.
    • Curiosidad sexual excesiva que no corresponde a la edad.
    • Conductas exhibicionistas.
  • Conformidad compulsiva:
    • Tiene comportamientos conformistas y vigilantes que reducen el riesgo de comportamientos violentos y/u hostiles por parte de las personas agresoras, aumentando la probabilidad de que tenga interacciones agradables con esa persona.
  • Conducta disruptiva y disociativa:
    • Comportamientos hostiles y/o agresivos.
    • Ira y rabia.
    • Trastorno oposicionista desafiante.
Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:
  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Factores que inciden en las consecuencias de la violencia sexual

Seguimos la cuarta entrega dedicada al Abuso Sexual Infantil. Ayer hablamos sobre Qué es la violencia sexual, y hoy lo haremos sobre los factores que inciden en las consecuencias de esta violencia.

Infografía en HD: Factores que inciden en las consecuencias de la violencia sexual.

1 – Relación entre las y los menores de edad y la persona agresora – Cuando la relación el/la menor de edad y la persona agresora/explotadora es cercana y de confianza, los efectos en sentimientos, pensamientos y relaciones sociales serán mayores en las víctimas.

2 – A qué edad ocurre el abuso – A menor edad, mayor daño se puede provocar en el desarrollo tanto físico como sexual.

3 – Duración del abuso – A mayor tiempo sufriendo el abuso, mayores probabilidades de sufrir consecuencias negativas en la vida y desarrollo de las y los menores de edad.

4 – Tipo de abuso – Dependiendo del tipo de abuso que esté sufriendo la víctima, el daño físico y/o emocional que se puede provocar puede ser mayor o menor.

5 – Sexo de la víctima – Las niñas pueden sufrir embarazos tempranos que ponen en peligro su bienestar físico. Los niños pueden sufrir la estigmatización de ser victima de abuso sexual siendo varón, lo que incide en menores denuncias y están más desprotegidos.

6 – Respuesta y reacciones del entorno – Es importante tener en cuenta que el modo en que se responde a una revelación de que se está sufriendo abuso va a incidir en las consecuencias a corto y largo plazo en el/la menor de edad. Las reacciones en el entorno familiar, educativo, social, institucional y judicial deben ser adecuadas, por ello es tan importante la formación en abuso sexual infantil en todas las personas que trabajan con menores de edad.

7 – Uso de la violencia física – Cuando al abuso se une la violencia física, pueden aumentar los sentimientos de terror en la víctima e incrementar de esa forma los niveles de ansiedad.

8 – Resiliencia – No debemos olvidar que aunque no aparezcan síntomas de abuso y/o explotación, no implica que no se estén sufriendo efectos negativos. Cada persona es única y tiene formas diferentes de responder a situaciones dolorosas y traumáticas. Socialmente mucha gente espera que las víctimas de violencia sexual estén siempre triste, tengan miedo a que les toquen, etc, quitando importancia a lo que han sufrido o están sufriendo en esos momentos.

Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:
  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Qué es la violencia sexual

Comenzamos la séptima parte dirigida a la lucha contra el maltrato infantil, hablando sobre qué es la violencia sexual.

Infografía en HD: Qué es la violencia sexual.

Según la OMS, se considera violencia sexual a cualquier acto sexual, tentativa de consumar un acto sexual, comentarios o insinuaciones sexuales que no son deseados o las acciones para comercializar o usar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima y en cualquier ámbito, incluido el hogar y el ámbito laboral.

En el caso de las y los menores de edad se considera que se vulnera de manera grave sus derechos y que es una realidad que podemos encontrar en todos los países y grupos sociales (no solo en los de mayores índices de pobreza) Lamentablemente, lo podemos ver en multitud de contextos, desde el familiar, al educativo, pasando por el deportivo, actividades de ocio, etc. En la época en la que vivimos (la era digital) no podemos dejar de lado la violencia sexual online, pues con la proliferación de las redes sociales y facilitar el compartir información, también ha aumentado de manera muy significativa el número de imágenes/material de abuso sexual infantil (I.A.S.I – M.A.S.I) Muchas de estas imágenes son producidas y compartidas por las propias personas menores de edad (sexting)

Existen diferentes modalidades de violencia sexual contra menores de edad:

  • Abuso sexual.
  • Material de abuso sexual infantil (lo que se conoce como «pornografía infantil»)
  • Explotación sexual de menores de edad a través de la prostitución.
  • Corrupción de menores de edad.
  • Proposiciones a personas menores de edad con fines sexuales.
  • Complicidad y tentativa (convenio de Lanzarote)
  • No respetar la identidad u orientación sexual de la persona menor de edad (López, 2014).

Y debemos recordar que las situaciones de violencia sexual no son solo aquellas en las que existe penetración (anal, vaginal, oral), sino que también puede existir contacto físico sin dicha penetración o no existir contacto físico.

Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:
  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Abuso Sexual Infantil IV – Violencia Sexual Infantil

Esta semana vamos a trabajar el cuarto volumen sobre Abuso Sexual Infantil, y nos centraremos en la Violencia Sexual.

Programación Semanal:

Podéis leer:

  1. Vol. I – Mitos y datos sobre el ASI. Qué es el Maltrato Sexual infantil; Indicadores del ASI y Prevención (Programa La Regla de Kiko)
  2. Vol. II – Uso de la terminología adecuada respecto al Abuso Sexual Infantil, formación y movimiento MAP.
  3. Vol. III – Diferentes formas de Abuso Sexual Infantil.
  4. Vol. IV – Violencia Sexual infantil.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

El paso a paso del Grooming

Terminamos la semana dedicada al Grooming con el paso a paso que realizan los y las groomers con sus víctimas.
Infografía en HD: Paso a Paso del Grooming.
1 – Elección de una nueva víctima – realiza seguimiento de docenas de cuentas y elige a quién considera que puede ser más accesible.
 
2 – Agrega y sigue – Se crea cuentas falsas en diferentes redes sociales adaptadas a los gustos de la víctima para facilitar la relación.
 
3 – Contacto – Escribe un mensaje a la víctima como primera toma de contacto directa, un mensaje llamativo que haga que la víctima mire el perfil falso del/la groomer y comiencen a seguirse mutuamente.
 
4 – Profundiza – mediante mensajes públicos y privados comienza un acercamiento con la víctima. Busca afianzar la relación contando cosas de confianza y situaciones privadas que hacen pensar a la víctima que comienza una relación.
 
5 – Intercambio de imágenes – con el intercambio de situaciones privadas, comienza la petición de compartir imágenes que no están publicadas en Internet.
 
6 – Petición de mayor compromiso – Cuando la víctima muestra dudas o se niega a intercambiar cierto tipo de imágenes, comienza el chantaje emocional: «vaya, yo pensaba que te gustaba de verdad», «a mi no me importa compartirlo contigo porque confío en ti y me gustas de verdad», etc.
 
7 y 8 – Se descubre y chantajea – La víctima se niega a realizar algo (por ejemplo sexo virtual) a enviar imágenes o quiere cortar la relación. Es el momento de que el/la groomer se destape y comience el chantaje: «O haces lo que te digo, o mandaré todas tus fotos a todo tu colegio», «si no me envías ese vídeo, enviaré a tu madre todas nuestras conversaciones»
 
9 – Abusa – El/la menor de edad cede ante el chantaje y comienza a enviar contenido de alto contenido erótico/sexual, se masturba ante la cámara o incluso queda en persona con el/la groomer.
 
Para evitarlo, recordar educar y supervisar.
 
Os recordamos que en REA tenemos formaciones para alumnado, profesorado y familia donde os explicamos los riesgos existentes en internet y qué hacer cuando aparece alguno de ellos.

Índice de entradas:

Si tenéis cualquier duda o queréis contarnos algún caso lo podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF