Mediación Escolar – Formación de alumnado mediador

Terminamos esta primera semana dedicada a la mediación escolar hablando sobre la formación del alumnado mediador.

El alumnado mediador necesita formación, al igual que el profesorado implicado en el equipo de mediación, en diferentes habilidades para poder realizar el proceso de mediación de manera correcta. Por ello, antes de poder realizar mediación alguna,  recibirá sesiones formativas para el desarrollo de las habilidades adecuadas y aprenderá diferentes maneras de resolver un conflicto de manera pacífica.

Infografía en HD.

La formación que van a recibir:

¿Qué es la mediación?.

  • Qué es y para qué sirve.
  • Tipos de mediación.
  • Roles del mediador.
  • Principios de la mediación.
  • Fases de la mediación.
  • Registro de la mediación.

El conflicto.

  • ¿Qué es y por qué aparece?
  • Tipos de conflictos entre iguales.
  • Como funciona el conflicto.
  • Elementos y desarrollo del conflicto.
  • Comportamiento ante un conflicto.
  • Formas de solucionar un conflicto.

Habilidades sociales.

  • Asertividad.
  • Escucha activa.
  • Empatía.
  • El parafraseo.
  • Saber preguntar.
  • Expresión de emociones.

El horario para estas formaciones lo elegirá el centro, con la aceptación del alumnado y sus familias. Son sesiones que puede dar el equipo de orientación del centro o entidades como REA, que sirven como apoyo al centro para la creación y mantenimiento de equipos de mediación en los centros educativos.

La mediación escolar y situaciones violentas.

¿Cualquier tipo de problema de convivencia en el centro educativo puede solucionarse mediante un proceso de mediación escolar?

Infografía en HD.

No, no todos los problemas que pueden aparecen en convivencia en un centro educativo se van a poder solucionar mediante un proceso de mediación. Como hemos dicho anteriormente, la mediación es un proceso VOLUNTARIO, las partes deben querer participar en él para poder solucionarlo, pero además quedan fuera de este proceso situaciones de acoso escolar, cuando una de las partes sufre algún tipo de problema psicológico que le impide poder participar correctamente en la mediación  (os recordamos que la situación debe ser simétrica) o cuando los episodios son recurrentes y la violencia, ya sea física o verbal, va en aumento.

¿Qué hacer cuando llega una situación al equipo de mediación que no van a poder resolver ellos/as?

  1. Intentarán controlar y contener la situación gracias a la formación de habilidades sociales que se ha hecho con el equipo de mediación de forma previa. Sólo deben hacerlo si es posible, nunca poniendo en peligro su integridad física ni psicológica. De no poder hacerlo, se avisará a los responsables del equipo de mediación del centro educativo.
  2. Se recoge información sobre qué ha ocurrido, cómo, cuándo, por qué, etc.
  3. Se avisa a las personas responsables del equipo de mediación dentro del claustro de profesorado y/o al equipo directivo del centro.
  4. El centro educativo debe poner en marcha los protocolos adecuados mediante una reunión urgente de la comisión de convivencia.
  5. Se informará a las familias involucradas.

El centro educativo siempre debe ser el referente, tanto en situaciones de mediación, como en aquellas que no pueden solucionarse mediante este proceso.

Modelos de Mediación Escolar

La mediación escolar tiene varios modelos que podemos elegir, veamos cuál es el más adecuado.

Infografía en HD.

1 – Modelo punitivo – En este modelo el castigo o la sanción son la herramienta que pretende disuadir de comportamientos que inciden negativamente en la convivencia escolar. El centro educativo funciona como el agente que sanciona/castiga. Es un modelo poco eficaz porque el alumnado que obedece (si es que lo hace) en muchos casos es por miedo, no porque aprenda que algo esté mal. De ahí que exista mucha reincidencia en comportamientos  negativos.

2 – Modelo Relacional – este modelo sigue el modelo de justicia restaurativa. El centro educativo es un agente pasivo tanto ante el conflicto, como ante la resolución de este. Es un modelo que implica tiempo a la hora de aplicarlo y no hay guía por parte del centro, de modo que su aplicación puede resultar difícil y con resultados que no siempre son positivos.

3 – Modelo Integrado – Este modelo sigue un modo positivo de resolución conflictos combinando los dos anteriores. El centro educativo tiene un papel activo tanto en el conflicto como en su resolución, y estos tienen un trato personalizado. Los equipos de mediación tienen formación específica (se crea un grupo mediador entre el profesorado que será quién guíe y ayude al alumnado mediador). Todo esto crea un clima de confianza en el centro educativo, al que no se percibe como elemento sancionador, sino de ayuda y cuidado.

El modelo integrado permite reparar el daño causado a las víctimas de los conflictos y genera oportunidad para que se produzca la reconciliación entre las partes. Se mejora la relación a través del diálogo, la escucha activa, la comprensión, la cooperación y la implementación de soluciones alternativas y creativas.

 

Fases de la Mediación Escolar.

Tras saber qué es la mediación escolar y sus características, hoy vemos las fases que tiene un proceso de mediación una vez aparece un conflicto.

Infografía en HD.

El proceso de mediación tiene unas fases que deben realizarse por orden y correctamente. NO se debe saltar ninguna de ellas.

1 – Premediación – La persona mediadora se reune con cada una de las partes por separado. Es el momento en que las personas participantes pueden hacer descarga emocional. En este primer contacto se explica cómo funciona el proceso de mediación, que no se puede faltar al respeto, etc.

2 – Entrada – Se hace una presentación formal, se explican las condiciones  y normas de la mediación (necesidad de escuchar, no interrumpir, nada de faltas de respeto, etc)

3 – Cuéntame – Por turnos que se deben respetar, cada parte explica lo que ha sucedido.

4 – Situar el conflicto – Se realiza un análisis de la situación, y la persona mediador resalta los aspectos en común que ha expuesto cada una de las partes. Si hay necesidad, se pedirán aclaraciones de algunos de los puntos.

5 – Búsqueda de soluciones – Teniendo en cuenta la perspectiva y sentimientos de la otra parte, se pide una tormenta de ideas para solucionar el problema de modo que ambas partes queden satisfechas.

6 – Llegar a un acuerdo – De todas las soluciones expuestas en la fase anterior, se elige una y se analiza sus pros y sus contras. Si ambas partes están de acuerdo, se redacta un acuerdo basado en esa solución y se firma. A partir de ahí se hace un seguimiento del acuerdo para comprobar si ha funcionado y si ambas partes han quedado satisfechas del proceso de mediación.

El proceso de mediación puede durar más de un día, pero no debería superar las dos semanas. De ser así, se da como un proceso fallido.

¿Qué es la mediación Escolar?

Esta semana la vamos a dedicar a la Mediación Escolar. ¿Qué es?, ¿Realmente funciona?, ¿qué fases tiene?

Infografía en HD.

Comencemos por el principio ¿Qué es la Mediación Escolar? Es un método de resolución pacífica de conflicto. En este proceso una tercera persona imparcial actúa como parte mediadora en un conflicto que ha aparecido en el centro educativo. El objetivo es que las partes participantes en el conflicto lleguen a un acuerdo que les parezca satisfactorio. Es un proceso que implica aprendizaje para las personas que participan en el, ya que promueve la empatía, el respeto y la evaluación de diferentes alternativas para solucionar un conflicto de manera pacífica.

La mediación NO es dar la razón a una u otra parte, sino aprender a definir un problema desde diferentes puntos de vista, aprender a escuchar y comprender los sentimientos de la otra parte y buscar diferentes alternativas para darle solución.

Un proceso de mediación tiene varias características:

1 – Voluntariedad – Las personas que participan en este proceso lo deben hacer de forma voluntaria. No deben ser obligadas por el profesorado ni ninguna otra persona. Un proceso de mediación obligado, es un proceso fallido.

2 – Confidencialidad – La información que se da durante este proceso no puede ser usada fuera de el, ni por las partes implicadas en el conflicto, ni por la parte mediadora. Es importante dejar claro este hecho a las personas mediadoras en las formaciones que tienen sobre este tema.

3 – Imparcialidad – La persona mediadora no es un juez ni un árbitro. No juzga, no se posiciona en el conflicto. Es una persona que ayuda a las partes implicadas a encontrarse.

4 – Flexibilidad – Los conflictos son variados, de modo que un proceso de mediación debe ser flexible y adaptable a esta variedad. Es por esto que a las personas mediadoras se les da formación sobre diferentes formas de resolución pacífica de conflictos.

5 – Respeto y diálogo – Aunque se permite el desahogo de las partes implicadas, el respeto debe estar SIEMPRE presente. Es imposible tener un diálogo positivo si no hay respeto.

6 – Igualdad – Las partes implicadas deben estar en una situación simétrica. Si esta simetría no existe, entonces el proceso de mediación no es posible porque hay una persona por encima de otra.

 

Necesidades de socialización de 3 a 5 años.

Terminamos este mes dedicado a las necesidades de la infancia desde los hasta los 5 años, con las necesidades de socialización en niños y niñas de 3 a 5 años.

Infografía en HD.

A estas edades, aunque a veces les resulta difícil, ya son capaces de compartir. Les gusta y necesitan estar con sus iguales, aceptando las diferencias que puedan existir entre ellos/as con facilidad. Si tienen problemas para acercarse a otros niños/as, se les puede ayudar a aprender formas positivas de socializar.

Les gusta mucho experimentar cosas nuevas, aprender y preguntar. A estas edades ya pueden inventarse cuentos, escuchar con atención lo que hablan otras personas y seguir las instrucciones que se les da.

El ámbito familiar, social y escolar son lugares de aprendizaje constante, tanto lo positivo como lo negativo, por ello es tan importante hablar con ellos/as de todo aquello en lo que tengan dudas.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Necesidades de crecimiento, movimiento y expresión de sentimientos de 3 a 5 años.

Hoy nos centramos en las necesidades de niños y niñas entre los 3 y los 5 años de crecimiento y movimiento.

Infografía en HD.

Algunos niños y niñas a esta edad parecen más torpes, pero es porque deben mejorar el equilibrio y perder algunos miedos, por ejemplo a la hora de escalar o realizar nuevas actividades. pese a esto, no les gusta estar quietos durante mucho tiempo y prefieren realizar actividades cortas y variadas, a otras más largas. Les gusta jugar imitando a otras personas y, de esta forma, también aprenden. Poco a poco van adquiriendo mayor control sobre su cuerpo y tienen necesidad de realizar actividad física fuera de casa siempre que sea posible.

A nivel emocional ya son capaces de verbalizar lo que les da miedo y pedir protección y/o ayuda. Cuando están cansados/as, enfermos/as, trsites, enfadados/as,… pueden tener comportamientos de niños/as de menor edad. por ello es importante enseñarles a expresar lo que sienten de forma positiva, trabajar la tolerancia a la frustración y el control de las emociones.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Necesidades físicas de 3 a 5 años.

Comenzamos esta última semana dedicada a las necesidades y desarrollo de niños y niñas desde el nacimiento hasta los 5 años, hablando sobre las necesidades físicas en niños y niñas de 3 a 5 años.

Infografía en HD.

Es necesario que a esta edad se desarrollen hábitos alimenticios saludables, con alimentación variada y nutritiva con el menor número de alimentos procesados posible. A esta alimentación, debe unirse la realización de ejercicio físico regular, por ejemplo realizando algún deporte que le gusten, montar en bici, etc. Todo ello acompañado de una atención médica adecuada, cumpliendo con la vacunación y las revisiones pediátricas que sean necesarias.

A estas edades el concepto de algunos peligros no lo tienen presenten, así que es importante la supervisión e intentar alejar, dentro de lo posible, elementos que puedan constituir un peligro: utensilios de cocina, líquidos de limpieza, medicamentos, etc. Además, vigilar las ventanas (que no sean accesibles a ellos/as y, de serlo, con cierre de seguridad) anclar los muebles a las pareces, etc. Hay que enseñar las normas básicas de seguridad dentro y fuera del hogar, siendo muy importante el uso de la silla adecuada a la talla y peso de nuestro hijo/a en el coche, preferiblemente a contra marcha hasta un mínimo de 4 años. Cuando se regalen juguetes, nos debemos asegurar que cumplen con las normativas de seguridad y que no tienen elementos peligrosos.

La familia debe ser un entorno libre de drogas (ya sean legales o ilegales) y se debe procurar tener una rutina, pues eso ayuda a niños y niñas en su vida diaria.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Desarrollo evolutivo a los 5 años.

Terminamos esta semana hablando sobre el desarrollo evolutivo de niños y niñas a los 5 años.

Infografía en HD.

A los 5 años ya pueden realizar muchos movimientos físicos sin dificultades, montar en patines, bicicletas, patinetes, etc porque tienen un mejor sentido del equilibrio. La lateralidad predominante ya estña fuertemente establecida y puede pintar diferentes figuras sin salirse de los bordes. Copia diferentes formas y corta con tijeras con mayor facilidad que antes.

Respecto al área comunicativa su vocabulario puede superar las 2.500 palabras y su discurso es más coherente, en el que usar frases más complejas. le gusta aprender el significado de palabras nuevas, así como inventar y representar historias. Ya puede escribir su nombre y otras palabras con mayor facilidad, reconoce su nombre y otras palabras al verlas escritas, etc. Suele utilizar las mayúsculas porque son más sencillas a la hora de escribir y de reconocer.

Entiende a la perfección el trato que debe dar a otras personas, respeta a sus iguales y las pertenencias tanto propias como ajenas. Puede criticarse a sí mismo/a y también alabarse.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.