Terminamos la cuarta semana dedicada al abuso sexual infantil hablando sobre las pautas de intervención ante la sospecha de abuso o explotación sexual de menores de edad.

¿Qué debemos hacer ante una sospecha de abuso y/o explotación sexual infantil?

1 – Mantén la calma – Entendemos lo difícil que es enfrentarse a una situación como este, pero intenta mantener la calma y evita realizar pregunta que puedan intimidar de alguna manera al niño, niña o adolescente.

2 – No presiones – Ante la sospechas puedes realizar algunas preguntas vagas para intentar asegurarte de lo que ha querido decir o evaluar la seguridad del/la menor de edad, pero NO presiones para que cuente lo que ha ocurrido, no pidas detalles de la situación y ten mucho cuidado con el tipo de preguntas que realizas.

3 – Creer – Una de las cosas más difíciles a las que se enfrentan algunas víctimas de abuso sexual infantil, es cuando no se les cree «lo habrás entendido mal», «eso no es posible», «¿pero tú estás totalmente seguro/a de lo que dices?», etc. Cree lo que cuenta y no hagas preguntas que puedan hacer que se sienta culpable como «¿Por qué no lo contaste antes?», «¿pero tú te negaste?», «¿por qué lo has permitido?», etc.

4 – Respeto – Es primordial respetar a la víctima, agradecer su muestra de confianza contigo y explicar que hay que comunicárselo a algunas personas más para poder protegerle/a, pero que no se contará a nadie que no deba saberlo.

5 – Notificar – Se debe notificar esta situación con la mayor rapidez posible. Para ello, se realiza un escrito en el que se describe lo que la persona menor de edad ha contado.

6 – Buscar la atención especializada – Si piensas que el caso es de urgencia y que el/la menor de edad corre riesgo inminente, entonces debes contactar con la policía o los servicios sociales de la zona.

7 – Explícale lo que hay que hacer – Cuando ocurren estas situaciones es muy importante informar a las víctimas sobre lo que va a ir ocurriendo. No hagas promesas que no sabes si se van a poder cumplir. Explícale los pasos que se van a seguir, a qué personas se va a contar, por qué y cómo. Debemos asumir que una situación de posible abuso o explotación requiere una respuesta rápida, especializada y coordinada entre diferentes personas e instituciones.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *