Tras ver la diferencia entre denuncia y notificación y recordar que tenemos la OBLIGACIÓN de notificar cualquier sospecha que tengamos en relación a un posible caso de Maltrato Infantil, hoy vamos a ver los miedos más comunes que tiene la gente a la hora de realizar estas notificaciones y por qué debemos hacerlo.

Infografía en HD: Miedos para notificar el Maltrato Infantil. Razones para hacerlo.

El principal miedo que nos solemos encontrar es «¿Y si me equivoco?» pero siempre os hacemos otra pregunta ¿y si no lo haces? Cuando sospechamos que algo pasa no podemos callar y mirar hacia otro lado, porque si esa sospecha es cierta, cerramos la puerta de la esperanza y la ayuda que un niño, una niña o un adolescente necesitan para salir de un infierno que no merecen.

Si tenéis miedo a posibles represalias debéis saber que se puede notificar de forma anónima, de manera que todo se pone en marcha sin que se sepa que has sido tú quién ha llamado. ¿Y si ese niño/a sólo te tiene a ti para salir de esa situación?

El caso de las y los adolescentes todavía es peor, porque se incrementa la sensación de «es problema suyo» o «si necesitara ayuda la pediría». ¿Sabéis que hay adolescentes que llevan viviendo abusos sexuales dentro de su hogar desde los cuatro años? ¿otros para los que las palizas y los golpes entran dentro de su «normalidad»? Las y los adolescentes necesitan tanta ayuda como niñas y niños de edades menores.

Respecto al «no es asunto mío» o «cada padre/madre cría como cree», no son ciertas ninguna de las dos cosas. Es asunto de TODA la sociedad lo que les ocurre a las y los menores de edad, y la ciudadanía tiene la OBLIGACIÓN de notificar cualquier sospecha de riesgo o de maltrato. En cuanto a la segunda afirmación, si esa crianza incluye dañar de cualquier forma al/la menor de edad no, no se puede hacer lo que consideren. Niños, niñas y adolescentes tienen sus derechos, no son propiedades.

Entendemos que cuando se sospecha de alguien conocido haya más dudas, pero no debemos pararnos ante esto porque nos convertiremos en cómplices del dolor del niño/a o adolescente que esté sufriendo la situación.

Ayudar a las y los menores de edad es cosa de TODOS/AS.

Recopilación de entradas Maltrato Infantil Vol. IV – Notificación del Maltrato Infantil.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *