Comenzamos el mes dedicado a las necesidades de la infancia con el desarrollo evolutivo en el primer año de vida.

Infografía en HD.

En este primer año los cambios a nivel físico son muy evidentes. Al comienzo de la vida la mayoría de bebés apenas pueden erguir la cabeza, pero poco a poco van adquiriendo fuerza hasta poder sostenerla, mirar hacia los lados libremente, levantarla, etc.

Hacia los 5-6 meses comienza a coger objetos con las manos y examinarlos, lo que ayuda a su desarrollo motriz.

Más o menos a partir de los 6 meses comenzarán a buscar desplazarse, para ello comenzarán a sentarse erguidos, hacer pequeños desplazamientos y finalmente gatear. A partir de aquí comenzará a intentar ponerse en pie agarrándose a sitios y dar sus primeros pasos. Algunos niños o niñas comienzan a andar antes del año, pero otros no lo harán hasta algún mes posterior a cumplir el año.

Respecto a la comunicación y la socialización, responde a las voces y empieza a gorgojear y emitir sonidos poco a poco. A partir de los 6 meses pueden aparecer sus primeras palabras, a decir no y responder a su nombre. A medida que se acercan al año reconocen las voces de las personas adultas que forman su círculo de apego y responde a peticiones verbales como decir adiós con la mano.

Alrededor de los 7-9 meses aparece la ansiedad por separación cuando su figura principal de apego se aleja o se va. Siente interés por su imagen en el espejo y comienza el rechazo/timidez a personas extrañas.

Es importante responder a las necesidades de este primer año de vida.

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Un pensamiento sobre “Desarrollo evolutivo en el primer año de vida.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *