Terminamos la semana con consejos para las familias en el uso responsable de teléfonos móviles.

Infografía en HD: Consejos para familias – Teléfonos Móviles.

Normas de uso:

  • El teléfono móvil NO es un despertador – No permitir que se vayan con el a la cama. Algunos/as menores desarrollan problemas de sueño porque se conectan por la noche a Internet con el teléfono. No necesitan el móvil para levantarse, para ello pueden usar un despertador como los de toda la vida.
  • Móvil y centro educativo – El teléfono móvil no se debería llevar al centro educativo. Si lo deben llevar porque es necesario para llamarles por algo (para recogerles, etc) debe estar APAGADO durante las horas de clase. Eso se puede controlar mediante una aplicación de control parental.
  • Tiempo – Deben tener un máximo diario de uso del teléfono móvil. Algunos/as menores muestran claros síntomas de adicción al móvil. Para evitarlo se debe poner un horario de uso, siendo un máximo de dos horas diarios de conexión a Internet dependiendo de su edad (se incluyen TODOS los dispositivos, siendo ellos/as quiénes deben elegir a qué se quieren conectar)
  • Datos – En edades tempranas los móviles no deberían tener datos, cuando más adelante se ponen deberían ser tarjetas prepago con control de gastos.
  • Lugar – Una vez que se ha terminado el tiempo de uso, el teléfono debería dejarse en un lugar común de la casa, donde también deben estar nuestros teléfonos móviles (por ejemplo una mesa del salón)

Supervisión:

  • Aplicaciones, contenido y archivos: Debemos supervisar qué aplicaciones desean instalar en el móvil, el contenido al que desean acceder (os recordamos que hoy día el primer contacto con la pornografía ha bajado a los 8 años, niños y niñas de 3º de Primaria) y los archivos que se descargan.
  • Redes Sociales que desean descargar y en los que quieren registrarse: lo primeros es ver si la edad es la adecuada para estar en dichas redes sociales. Lo segundo es, si se lo permitimos, para qué lo quieren usar y cómo. Debemos valorar junto a ellos/as si realmente las necesitan en base a su edad y madurez.
  • Redes Sociales y seguidores/as: Una vez que entran en el mundo de las RRSS, debemos empezar a supervisar a qué personas siguen y qué personas les siguen a ellos/as.  Deben ser personas conocidas, no amigos, de amigos. O aquél chico que conocí un día en una excursión y que he visto una vez en mi vida. Debemos hablar con ellos/as sobre que el número de seguidores/as no es importante y es un riesgo tener a personas que no se conocen.
  • Cuentas privadas: Junto a las personas conocidas, las cuentas deben ser PRIVADAS. Para que sean privadas de verdad no deben aceptar a personas que no conocen.
  • Privacidad: la privacidad no solo se cuida poniendo nuestras cuentas privadas, si no cuidando las fotografías en las que nos etiquetan, la información que damos en comentarios y fotografías (no sacar uniformes, centros educativos, nombres de calles, sitios identificativos, etc) y NO usar la geolocalización en las redes sociales.
  • Personas con las que hablan: En Internet se conoce a gente, es inevitable. Personas con tus mismos gustos, que te presenta un amigo, en foros, etc. Se hacen las denominadas kdds (grupos de personas que se conocen en Internet quedan en un sitio para conocerse en persona, por ejemplo personas que se han conocido en un foro que sigue a un youtuber) Debemos hablar con ellos para crear confianza y que nos cuenten qué relaciones comienzan a establecer y, si desean quedar con alguien, que nos lo cuenten para valorar si se debe hacer o no.

Programación semanal:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *