Oversharing, Sharenting y Morphing, riesgo en Internet compartido

Esta semana comenzamos a trabajar riesgos de las y los menores de edad en Internet. Comenzamos a ver qué riesgo existen cuando se mezcla el oversharing, el sharenting y el morphing.

Infografía en HD: Sharenting, Oversharing y Morphing.

¿No sabes lo que es el oversharing o el sharenting? Puedes verlo aquí:

El morphing es la práctica de modificar una imagen para convertirla en otra totalmente diferentes. Se convierte en un riesgo en internet cuando se usa para modificar imágenes en las que hay personas menores de edad involucradas, de modo que imágenes en situaciones cotidianas se convierten en imágenes de contenido erótico sexual. Por ejemplo editar una imagen de un niño sonriendo en una playa, al niño sonriendo rodeado de hombres adultos que se están masturbando.

¿Qué ocurre cuando se mezclan estas tres prácticas? Que los riesgos para las y los menores de edad aumentan. Pues se expone por parte de la familia a un/a menor de edad desde edades tempranas, comenzando a tener una huella digital que se irá incrementando con el tiempo. Un/a menor de edad que aprenderá desde pequeño/a un concepto de privacidad online erróneo, donde se dará información personal y se perderá el control de todo lo que se comparte en las redes sociales. Esto se une que, ante la ausencia de educación y supervisión digital, se desconocen riesgos como el grooming, la sextorsión, el morphing, etc.

Educación digital significa minimizar riesgos para las y los menores de edad.

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

El Apego: El Apego Seguro

Terminamos la semana dedicada al apego hablando sobre el apego seguro.

Infografía en HD: El Apego Seguro.

En el apego seguro la familia responde adecuadamente a las necesidades que tiene el/la bebé, tanto físicas como emocionales. Son una figura de referencia para las y los menores de edad que les transmite seguridad, cariño y confianza. Esta confianza consigue que niños y niñas exploren su entorno sin miedo, porque entienden que su figura de apego está ahí para ayudarles.
Ante personas desconocidas, la figura de apego resulta la persona que le da seguridad. Cuando esta se marcha, el niño/a se siente mal y muestra alegría a su regreso, demostrando su cariño y buscando una respuesta emocional en esa persona.
Los niños y niñas que desarrollan un apego seguro suelen tener relaciones como personas adultas más sanas, ser personas con mayores niveles de empatía y asertividad, y tener unas buenas habilidades sociales.
Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:
  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

Apego Inseguro: El Apego Ambivalente

Terminamos los tipos de apego inseguro con el Apego Ambivalente.

Infografía en HD: El Apego Ambivalente.

Los niños o niñas que crecen con un apego ambivalente viven un apego inconsistente, desajustado y con reacciones desproporcionadas ¿por qué? Os lo explicamos.

En el apego ambivalente el/la bebé vive en constante inseguridad porque no sabe si la figura de apego va a cubrir sus necesidades o no, pues dependerá del estado emocional de la persona adulta para que responda a esa necesidad o no. Es decir, la respuesta hacia el/la bebé va a depender de cómo se sienta su padre/madre/cuidador/a, cubriendo la necesidad que tenga en ese momento el niño o la niña (consuelo, protección, etc) o no.

Cómo sufren tanta inseguridad respecto a la figura de apego, cuando esta se marcha  resulta muy difícil poder calmarle/a (en algunos casos no se puede) hasta que la figura de apego regresa. Curiosamente, cuando esta vuelve y, pese al alivio inicial, se enfadan con ella y la rechazan.

Lloran y buscan a la figura de apego cuando esta se va, y no pueden ser consolados/as por nadie en el rato que la figura de apego está fuera. Cuando regresa, pese al alivio inicial, se enfadan con ella y la rechazan.

¿Qué es lo que aprenden? Que para ser calmados o que les hagan caso, deben realizar llamadas de atención muy intensas y desproporcionadas, como gritos, llantos intensos, etc.

Al vivir en constante inseguridad, se vuelven personas muy dependientes y que intensifican sus reacciones en busca de la respuesta de otras personas, lo que complica sus relaciones tanto sociales como afectivas.

Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF

Apego Inseguro: El Apego Desorganizado.

Tras ver qué es el apego, sus fases y el apego evitativo, hoy vamos a hablar sobre el apego desorganizado.

Infografía en HD: El Apego Desorganizado.

Cuando aparece el apego desorganizado, el niño o la niña sufre porque no puede predecir el comportamiento de la figura cuidadora principal. Son menores de edad que crecen en ambientes hostiles en los que en unas ocasiones sus necesidades son cubiertas (o parcialmente cubiertas, dependiendo del estado de ánimo del padre/madre/cuidador/a), pero que en la mayor parte del tiempo viven en un entorno en el que hay agresividad y pueden existir diferentes tipos de malos tratos (físicos, psicológicos, emocionales o incluso sexuales).

El niño o la niña sufre porque, pese al miedo y/o rabia que puede sentir hacia la figura de apego, es consciente de la necesidad que tiene y de su dependencia hacia esa/s personas, por ello y pese a saber que va a sufrir, intenta acercarse.

Viven en constante angustia y estado de hipervigilancia porque quieren intentar predecir la respuesta de la figura de apego, pero no pueden porque es impredecible. Ante una misma situación (por ejemplo la necesidad de cambio de pañal) la figura de apego un día puede responder con normalidad y realizar ese cambio sin problemas e incluso con algún gesto de cariño, pero otro día con violencia, enfado, gritos o incluso algún golpe por la rabia que sufre en ese instante.

Ante esta situación niños y niñas aprenden a dejar sus necesidades y emociones de lado para intentar que la otra persona no se enfade, lo que puede convertirles en personas adultas pasivas ante sus necesidades individuales, dependientes y excesivamente complacientes, lo que complica sus relaciones. Al reprimir sus necesidades y emociones también pueden reprimir y acumular ira, lo que puede llevar a sufrir explosiones emocionales difíciles de controlar.

Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF

El Apego Inseguro: Apego Evitativo

Cuando el apego no se realiza adecuadamente, aparece el apego inseguro. Existen diferentes tipos de apego inseguro, hoy comenzamos con el apego evitativo.

Infografía en HD: Apego Evitativo.

Cuando aparece el apego evitativo es porque no se han cubierto las necesidades más básicas del bebé a través del vínculo emocional, pues el/la bebé aprenden que la figura cuidadora principal no responde a sus necesidades y que estas necesidades le pueden llegar a causar malestar emocional en la persona adulta.

Son niños/as que no sienten seguridad ante la figura cuidadora y entienden que, por mucho que intenten llamar su atención, no se van a cubrir las necesidades que tienen, por lo que dejan de reclamar dicha atención, aunque su ansiedad y malestar siga presente en ellos/as. Por ejemplo, cuando la figura de apego se marcha no muestra malestar, miedo o enfado, pero no porque no lo sienta, sino porque sabe que esté o no la figura presente, sus necesidades no van a ser cubiertas, no va a ser consolado/a ni a sentirse protegido/a. Aprenden a reprimir sus emociones desde edades tempranas.

Como aprenden a reprimir lo que sienten y a no expresar sus necesidades, entienden que lo que sienten y/o necesitan no tiene importancia y llegan a tener problemas para identificar sus propias emociones, lo que conlleva problemas a la hora de relacionarse adecuadamente en la edad adulta.

Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:
  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF

Qué es el apego y sus fases

Comenzamos una nueva semana dedicada a los buenos tratos en el ámbito familiar, esta vez centrada en qué es el apego y sus tipos.

Hoy explicamos qué es el apego y sus fases.

Infografía en HD: Qué es el apego y sus fases.

Las personas estamos programadas biológicamente para establecer vínculos con las personas que nos ayudan a sobrevivir, nuestros cuidadores/as principales. A este vínculo, según J. Bowlby, se le denomina APEGO. Este apego incluye todas las conductas que tenemos innatas y que se activan por condiciones que puedan suponer una amenaza a la supervivencia, como el miedo, la inseguridad, la ansiedad por la separación de la figura cuidadora principal…

El cómo se desarrolla el vínculo del apego tiene consecuencias toda la vida, por ello es importante intentar desarrollar un tipo de apego positivo.

El desarrollo del apego tiene 4 fases:

1 – Preapego – Ocurre en las primeras 6 semanas de vida del bebé. En este tiempo, generalmente, se acepta a cualquier persona que cuide al bebé, sin especiales preferencias por nadie. El o la bebé intenta atraer la atención de las personas adultas que le cuidan para que cubran sus necesidades, buscando el contacto físico.

2 – Formación – A partir de las 6 semanas y hasta los 6 u 8 meses, el/la bebé comienza a responder ante la ausencia de las figuras que le cuidan, no exclusivamente de la principal, y cuando se separa de esta no muestra la ansiedad que aparecerá en fases posteriores por su ausencia.

3 – El Apego -a partir de los 8 meses y hasta más o menos los 2 años comienza la ansiedad por separación, percibiéndose el vínculo con la figura cuidadora principal, a quién el niño o la niña busca de modo activo y necesita su cercanía para sentir que está a salvo. Sobre esta edad comienza el miedo a las personas desconocidas y comienzan actitudes exploratorias que realiza con la figura de apego presente.

4 – Relaciones recíprocas – A partir de los dos años en adelante los niños y las niñas comienzan a entender que la ausencia de las figuras de apego no son permanentes y pueden calmar su ansiedad porque entienden que van a regresar.

En esta fase aparece el lenguaje y son capaces de representar mentalmente a la figura de cuidado, reduciendo sus niveles de ansiedad, especialmente cuando se ha explicado previamente por qué se va y cuándo va a volver: «Voy a trabajar, regresaré a la hora de la comida».

Cuando las fases del apego finalizan, se debe haber desarrollado entre ambas partes un vínculo seguro en el que ambas partes no necesiten la búsqueda permanente de contacto físico ni la continua presencia de la figura cuidadora principal para que el niño/a se sienta bien.

Si tenéis cualquier duda podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:
  • reavalladolid@asociacionrea.org
  • reasegovia@asociacionrea.org
  • secretaria@asociacionrea.org

Índice de entradas:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

El paso a paso del Grooming

Terminamos la semana dedicada al Grooming con el paso a paso que realizan los y las groomers con sus víctimas.
Infografía en HD: Paso a Paso del Grooming.
1 – Elección de una nueva víctima – realiza seguimiento de docenas de cuentas y elige a quién considera que puede ser más accesible.
 
2 – Agrega y sigue – Se crea cuentas falsas en diferentes redes sociales adaptadas a los gustos de la víctima para facilitar la relación.
 
3 – Contacto – Escribe un mensaje a la víctima como primera toma de contacto directa, un mensaje llamativo que haga que la víctima mire el perfil falso del/la groomer y comiencen a seguirse mutuamente.
 
4 – Profundiza – mediante mensajes públicos y privados comienza un acercamiento con la víctima. Busca afianzar la relación contando cosas de confianza y situaciones privadas que hacen pensar a la víctima que comienza una relación.
 
5 – Intercambio de imágenes – con el intercambio de situaciones privadas, comienza la petición de compartir imágenes que no están publicadas en Internet.
 
6 – Petición de mayor compromiso – Cuando la víctima muestra dudas o se niega a intercambiar cierto tipo de imágenes, comienza el chantaje emocional: «vaya, yo pensaba que te gustaba de verdad», «a mi no me importa compartirlo contigo porque confío en ti y me gustas de verdad», etc.
 
7 y 8 – Se descubre y chantajea – La víctima se niega a realizar algo (por ejemplo sexo virtual) a enviar imágenes o quiere cortar la relación. Es el momento de que el/la groomer se destape y comience el chantaje: «O haces lo que te digo, o mandaré todas tus fotos a todo tu colegio», «si no me envías ese vídeo, enviaré a tu madre todas nuestras conversaciones»
 
9 – Abusa – El/la menor de edad cede ante el chantaje y comienza a enviar contenido de alto contenido erótico/sexual, se masturba ante la cámara o incluso queda en persona con el/la groomer.
 
Para evitarlo, recordar educar y supervisar.
 
Os recordamos que en REA tenemos formaciones para alumnado, profesorado y familia donde os explicamos los riesgos existentes en internet y qué hacer cuando aparece alguno de ellos.

Índice de entradas:

Si tenéis cualquier duda o queréis contarnos algún caso lo podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF

Menores de edad y Pornografía

Tras saber qué es el grooming, qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos e hijas y tipos de groomer con sus características. Hoy vamos a centrarnos en una problemática que puede ayudar a un/a groomer a acceder sexualmente de las y los menores de edad, el acceso temprano a la pornografía.

Infografía en HD: Pornografía y menores de edad.

Según el Informe de Save The Children «(Des)información Sexual, pornografía y adolescencia», el 53% de niños y niñas entre 6 y 12 años tienen su primer contacto con la pornografía. Niños y niñas de tan solo 6 años, en 1º de Educación Primaria, accediendo a vídeos porno.

Más de la mitad de las y los adolescentes piensan que la pornografía aporta ideas para su experiencia sexual y les gustaría poner en práctica algunas de las cosas que han visto, llegando a imitar algunos de estos comportamientos.

Preocupante es que el 30% afirme que la pornografía es su principal fuente de aprendizaje en este tema.

Ahora poneos en situación, eres una chica de 11 años que ya ha tenido sus primeros contactos con el porno, con tus primeras redes sociales, y alguien contacta contigo diciendo que eres muy guapa, que sabe dónde estudias, lo que te gusta, etc. (porque se ha hecho un seguimiento previo de sus redes sociales y la información de esa chica online de diferentes fuentes, incluida su propia familia) y comienza un coqueteo donde se empiezan a pedir intercambio de imágenes un poco «subidas de tono». Con esta mezcla ¿qué resultado puede ser el más probable?

Por favor, desde edades tempranas educación afectivo-sexual y educación digital, ambas son necesarias para reducir los riesgos de este tipo.

Índice de entradas:

Si tenéis cualquier duda o queréis contarnos algún caso lo podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF

Tipos de Groomer y sus Características

Hemos visto qué es el grooming y cómo podemos ayudar a nuestros hijos e hijas para prevenirlo y actuar si este aparece. Hoy vamos a conocer a los tipos de Groomer.

Infografía en HD: Tipos de Groomer y sus Cacterísticas.

Os diferenciamos 4 tipos:

1 – Cyber-sex: Este tipo de groomer se caracteriza porque realiza actividades de masturbación sin necesidad de reunirse físicamente con la víctima. Para conseguirlo hablan en diferentes redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea durante meses, interesándose por el físico e introduciendo a la víctima en la masturbación. Para ello solicitan fotos sexuales de esos momentos y se exponen.

2 – Schedulers: En este caso las personas intentan organizar reuniones físicas sin tener actividades cibersexuales previas, buscan una conexión sexual rápida y, para conseguirlo, no se exponen ni duelen pedir fotos sexuales explícitas. Esperan un tiempo para solicitar un encuentro mediante interacciones cortas.

3 – Buyers: Las y los buyers utilizan a terceras personas con fin del tráfico y explotación sexual Infantil. No se exponen y sus interacciones son cortas, lo que buscan es negociar los términos del encuentro sexual, como el precio, el lugar o los actos sexuales que podrá realizar. Buscar conseguir fotos sexuales explícitas de las y los menores de edad por los que paga.

4 – Cyber-sex Schedulers: En este caso las y los depredadores sexuales virtuales buscan tener encuentros sexuales tanto virtuales como físicos, por ello intentan fomentar una relación online en la que hablan con la víctima durante meses. Solicitan material sexual explícito online.

Sean del tipo que sean, es por esto por lo que es tan importante hablar con nuestros hijos, hijas, alumnado o menores de edad a nuestro cargo sobre las personas desconocidas en Internet. Conseguir la confianza de un/a menor de edad mediante Internet es muy sencillo y las y los depredadores sexuales virtuales lo hacen. De ahí que debamos realizar una buena educación digital donde se hable sobre personas desconocidas en Internet, el envío y/o publicación de imágenes o datos personales online, etc.

Índice de entradas:

Si tenéis cualquier duda o queréis contarnos algún caso lo podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.

 

El Grooming: ¿Qué podemos hacer para proteger del Grooming?

Tras haber recordado ayer qué es el Grooming, hoy vamos a ver qué podemos hacer para proteger a las y los menores de edad.

Infografía en HD: ¿Qué podemos hacer ante el grooming?

Las y los menores de edad deben ver a las personas adultas que les rodean como un referente, alguien a quién pedir ayuda y a quién no deben temer por ello. Para ello es MUY importante haber hecho un trabajo previo de educación digital y desarrollo de la confianza mutua.

Debemos conocer el mundo digital en el que las y los menores de edad se mueven diariamente, por eso es tan importante la educación digital que hemos nombrado antes. Sin ella existen más probabilidades de caer en peligros onlines y de no contar lo que está sucediendo. No sólo debemos conocer este mundo digital, sino ser figuras de acompañamiento tanto en su vida diaria como en la digital, que no nos vean como personas ajenas a todo esto. Es comprensible que actualizarse ante estos temas es difícil, pero es muy necesario, para ello podemos acudir a formaciones como las que hace nuestra asociación en torno a estos temas, de modo que sepamos cómo ayudar a nuestros hijos e hijas.

Junto a la educación digital, es importante conocer indicadores que nos hagan vislumbrar un posible problema que estén sufriendo online, ya sea por una situación de grooming, ciberbullying, sextorsión,…

Si nuestro hijo o nuestra hija acude pidiéndonos ayudar es MUY importante no culpabilizar de la situación, escuchar y hablar con él/ella dando las gracias por contarlo y hablando sobre cómo evitar situaciones de este tipo en el futuro.

Debemos intervenir siempre que sospechemos que algo no va bien o detectamos que está ocurriendo algo malo. Una vez que lo detectamos, debemos ponernos en marcha y acudir a las fuerzas de seguridad para denunciar los hechos en caso de ser un caso de grooming, NO borrar ninguna prueba ni alertar al/la groomer de que lo sabéis en casa. La Policía Nacional o la Guardía Civil os indicarán todo lo que necesitan para poder formalizar la denuncia, de ahí que sea tan importante no borrar pruebas.

Índice de entradas:

Si tenéis cualquier duda o queréis contarnos algún caso lo podéis hacer escribiéndonos en comentarios o mensajes privados de nuestras redes sociales o enviar un correo electrónico:

Subvencionado por la Junta de Castilla y León con cargo a la asignación tributaria del IRPF.